Coral, una mujer cosmopolita

La chica que hace un balance entre rock, soul y power pop, atraviesa Nueva York y reside en Buenos Aires habló con Ciudad.
Coral lanza su nuevo trabajo en Argentina titulado Volver . Es importante remarcar "Argentina" porque la muchacha que mezcla rock y pop tanto en español como en inglés supo estar dos años componiendo en Nueva York. Coral pasó nueve años en el exterior, entre New York, Miami y Madrid, pero hoy en día hace base en Buenos Aires. Ciudad charló con la morocha y esto dijo.

¿Cuáles son tus sensaciones de tu último trabajo y qué respuesta esperás del público?
Estoy súper orgullosa de mi último disco. Tiene todos los ingredientes que me representan como artista. Tiene un lado pop/rockero ochentoso, con mucha actitud, y un lado acústico, dulce, que también me encanta. Creo que el público va a valorar las letras y las melodías. Hay canciones energizantes, otras muy compañeras, y otras un tanto reflexivas...todas con un sonido increíble. Espero una excelente respuesta del público, seguramente me conocerán más por la música – que es mi vida.

¿Te sentís identificada con algún intérprete internacional?
Identificada no sé. Siento admiración y similitudes...Gwen Stefani en la época de No Doubt es un buen referente. Buena música, onda, actitud y sensibilidad....y en el campo de la admiración, mucha gente más....

¿Qué te dejó tu experiencia en países como Estados Unidos y España? Además grabaste en inglés y en castellano, ¿tenés preferencia por alguno de los dos idiomas?
Estados Unidos fue un gran profesor...y yo una aplicada aprendiz. Compuse y grabe muchísimo con gente de primera línea, ganadores de Grammy s y bandas grandes, toque sin parar en infinidad de lugares, compartí escenarios y estudios con artistas reconocidos de distintas ramas musicales. Fue increíble. Así, creo que alcance un nivel de profesionalismo que voy a llevar conmigo siempre. Me encantan los dos idiomas, por suerte soy fluida para hablar como para escribir en los dos, asi que, lo que pida la canción...

Volviste a Argentina... ¿para quedarte?
¡Si! ¡Y ser millones!