Ciudad Magazine

Notas Top

Vibradores a cuerda

Para evitar el uso de pilas que resultan nocivas para el medioambiente, ahora inventaron un vibrador con manivela para cargarle la batería.

Es el producto sexual 100 por ciento ecológico. Así lo venden. Se llama Earth Angel, (osea, Angel de la Tierra, nótese la alusión). Otro producto de la onda verde que se nos quiere meter adentro de la cama. Ya existe una empresa que se dedica a reciclar los sex toys en desuso. Pero ahora dieron un paso más y fabricaron uno que no hace falta reciclar, porque es completamente degradable.

Por supuesto, no tiene pilas. Y esto es bueno y es malo. Es bueno porque no hace daño al medioambiente, ya lo dijimos. Y es malo porque para que el vibrador ande, hay que darle cuerda. Según sus creadores 4 minutos de cuerda bastan para media hora de vibraciones. Con 8 minutos de cuerda, habrá una hora completa de vibración. Así sucesivamente.

Mientras uno le da cuerda al amiguito verde, se enciende una lucecita roja que indica que, efectivamente, se está cargando. Y hace un ruidito parecido al de una batidora. Tiene 4 velocidades, cuando está prendido y cargado, por supuesto.

El vibrador ecológico sin pilas, así lo promocionan, decíamos que dura media hora por cada cuatro minutos de cuerda. El tema, digo yo es asegurarse de que esté lo suficientemente cargado, porque no vaya a ser cosa de que al Earth Angel se le de por quedarse sin nafta justo en el momento en que la vibración se hace más y más necesaria. Osea, uno no puede ponerse a darle cuerda justo al final de la faena.

Pero esto no es todo, de los creadores del vibrador a cuerda, también surge la propuesta del plan canje. Les llevas el vibrador usado y te vas con uno nuevo. Les entregás uno con pilas y te llevás uno a cuerda. Aunque más no sea, por las ballenas.