Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

¿Zonas luminosas o agujeros negros?

¿Cuál es el primer paso para la felicidad? ¿Cómo podemos estar mejor? ¿Qué lo impide? Por Claudio María Domínguez.

Hermanos del alma, gracias por estar ahí, en forma contínua buscando elementos para llegar a un estado más profundo. La felicidad empieza cuando tomamos la decisión de ser felices. Ese es el primer paso y debemos estar dispuestos a darlo. Pero para que nuestro paso sea firme, y para que podamos diseñar nuestro propio camino a seguir, es necesario que primero hagamos un balance, que logremos ver "dónde estamos parados", que descubramos cuáles son nuestras zonas luminosas que deben ser acrecentadas y cuáles las sombras leves o los pozos negros, que debemos convertir en luz de una vez y para siempre.

Los balances personales suelen ser duros, pero son necesarios. Es imprescindible conocernos y reconocernos. El simple hecho de estar vivos nos enfrenta con una posibilidad límite, pero tremendamente real. La divina incertidumbre de no saber si vamos a vivir o no el día de mañana. Hay una posibilidad muy concreta de que nos vayamos a dormir esta noche, pero también hay una posibilidad muy concreta de no despertar mañana. Si yo me fuese a dormir esta noche y no me despertase mañana... ¿Fui feliz o no fui feliz? Así sin gamas intermedias. No un poquito. No algunas veces. No de cuando en cuando.

A todo o nada: ¿Fui o no fui feliz en esta vida? Si no fui feliz y parto esta noche, ya no hay nada que yo pueda hacer para modificar lo que he vivido, pero... Si me despierto mañana, ¿Qué voy a hacer al respecto? La felicidad siempre estuvo en nosotros y ya es hora de recuperarla. ¡Pero ahora! ¡Ya! Espiritualidad práctica, no dentro de diez años. ¡Basta de hacer un curso durante años para aprender a saludar, años más para aprender a sonreir, años más para atreverse a salir a la calle con la cabeza alta!

 ¡La vida es aquí y ahora!

Gente querida, Gracias por existir.

Visitá www.claudiomdominguez.com.ar