Lo primero es la familia

Los hermanos más mediáticos de la televisión, Silvia y Guido Süller, firmaron la paz en "Ponele la firma" y ahora pueden salir a hacer quilombo juntos nuevamente.

Hace años que están peleados, nadie recuerda bien por qué, ni siquiera ellos. Pero con el aval de Marcelo Polino, el sábado volvieron a cruzar palabras de amor Silvia y Guido Süller. "La vida es muy corta y no vale la pena estar peleados, somos hermanos y tenemos que estar bien", expresó el rebelde Guido desde un móvil mientras que la ex de Silvio Soldán escuchaba compungida desde el estudio de "Ponele la firma".

Después de cruzarse palabras de elogios, donde el papá del corazón de Tomasito le expresó su admiración a su hermana y afirmaba que no había mujer más bella que ella, Silvia confesó quién es la verdadera culpable de que los Süller sean una familia "tan normal": la madre.

Parece que la matriarca, la responsable de ese pollo con papás por el cuál hemos visto llorar a Guido en cámara, es la única culpable de que Los Süller estén más locos que una cabra. "Yo creo que la responsable, un poco es mi madre, ella separó a los 4 hermanos", acusó Silvia mientras que le reprochaba al mismo tiempo que por no tener una madre modelo ahora ella tampoco puede tener una relación sana con su hija Marilyn.

Después de tantos bochornos, tantas confesiones escandalosas, tantos momentos bizarros protagonizados en televisión tienen que tener una explicación. Al parecer, al igual que con Michael Jackson, el responsable de orquestar todo el circo fue un progenitor, ávido de crear con su familia un fenómeno mediático.