Locos por la tecnología

Los miles de participantes en Campus Party, el mayor evento tecnológico, de creatividad, ocio y cultura digital en red del mundo, afrontan una intensa semana en Colombia.

Cargados con dispositivos electrónicos y grandes valijas en las que portan lo imprescindible para no despegarse de sus máquinas, los "campuseros" se agolparon desde el domingo por la noche a las puertas del recinto ferial Corferias de Bogotá para asegurarse uno de los 2.000 puestos instalados en sala.

Al igual que en España, donde nació Campus Party en 1997, en Colombia también ha triunfado este foro para compartir inquietudes, intercambiar experiencias y realizar actividades relacionadas con el computador, las comunicaciones y las nuevas tecnologías.

En su segunda edición, Campus Party Colombia 2009 abrió sus puertas este lunes y rápidamente los fanáticos de la informática ocuparon dos de las principales áreas: el pabellón principal, Campus Party Arena, y la zona de acampada, donde cuelga el cartel de completo.

En Campus Party Arena los primeros en instalarse fueron los amantes del "modding", donde se transforman las computadoras, y de los videojuegos.

Freddy Flores, del clan Ortonator de Bogotá, que participó en la primera edición de Campus Party Colombia el año pasado, dio fe de su fuerte afición: "Es un grupo de muchachos que llaman clan, que se reúnen a compartir el vicio que es jugar".

Flores es uno de los inscritos en el área de juegos y este año se ha propuesto, junto a otros "campuseros", batir el récord Guinness de jugar más de cuarenta horas seguidas.

Además de los juegos, la personalización de ordenadores o "modding" es otra de las aficiones de este participante.

Su computadora "es una torre completamente metida en aceite mineral; un procesador de cuatro núcleos y dos tarjetas de vídeo, todo refrigerado para darle un buen desempeño y mantenerlo bastante frío", explicó a Efe.

Mauricio Arias, del Modding Group TNB, sostiene que el montaje del modding "es más complicado que el de un PC normal".

El grupo creativo de Mauricio está trabajando en la creación de un PC mediante módulos independientes inspirado en los tótem aztecas, que permitiría integrar varios computadores.

Campus Party estará durante una semana en funcionamiento las 24 horas del día, con lo que muchos de sus participantes sacrificarán horas de sueño para dedicarse plenamente a su afición preferida.

"Puedo dormir unas dos horas diarias, es decir, voy a estar despierto día y noche", sostuvo el miembro de Modding Group TNB.

En este pabellón principal se encuentran pantallas de todos los tamaños, desde modernos LCD de 40 pulgadas hasta antigüedades como el Macintosh Plus de 1986 que compiten en atractivo con la última creación portátil de Apple, el Macbook Pro, de 2.500 dólares.

Sombreros, peluches, carteles, neones e incluso disfraces añaden aún más color a esta concentración tecnológica única en el mundo y a la que sólo asistieron 250 personas cuando se inauguró en España hace doce años, frente a las casi nueve mil de su última edición en Valencia.

En la zona de acampada, compuesta por unas 2.000 tiendas, los compuseros dejan sus efectos personales a salvo gracias al dispositivo de seguridad que han colocado los organizadores.

Esta zona es utilizada incluso por los participantes del Campus Party que viven en Bogotá, ya que les permite pasar el mayor número posible de horas en el recinto.

Es el caso de Diego Forigua, quien prefiere instalarse en la zona de acampada "para aprovechar mejor el sitio, la carpa y tener a un pasito la Arena y aprovechar mejor la banda ancha".

Y es que este recinto ofrece a los "campuseros" hasta el 12 de julio una banda ancha de 6,6 Gbps, conexión equivalente a la que precisan 13.500 hogares para navegar por internet.

Forigua está dispuesto también a "aprender en las actividades que van a salir de las conferencias" en las que participarán personalidades de la talla de Kevin Mitnick, ex hacker experto en seguridad informática, o Jon "Maddog" Hall, director ejecutivo de Linux Internacional.

Campus Party inició su expansión internacional en 2008, inaugurando ediciones en Brasil y Colombia, además de un evento especial en El Salvador, auspiciado por la SEGIB (Secretaría General Iberoamericana) en el marco de la Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.


(EFE)