Kirchner no fue, pero habló

Sobre el final del programa, Marcelo Tinelli llamó a la quinta de Olivos y el ex presidente conversó con él y con "su doble", Freddy Villarreal.

Y Néstor Kirchner cerró la campaña en ShowMatch. A medias, porque el ex presidente no fue a los estudios de Ideas del Sur donde se realiza el programa de El Trece. Pero habló por teléfono durante trece minutos con Marcelo Tinelli y con "su doble", Freddy Villarreal.

"¿Qué te pasa, Marcelo, a las 12 de la noche? ¿Quién te mandó, Clarín?", fue lo primero que dijo el candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, imitándose a sí mismo en la frase que hizo muletilla "el otro Néstor". El verdadero, por su parte, contó que estaba "doblando boletas", pidió varias veces que lo mandaran a Freddy para ayudarlo, y reclamó "que digan las encuestas". En el mano a mano con Tinelli, lo convocó a hacer "un encuentro en vivo, no grabado, porque vos querés jugar de local", y sumó otra variante al chiste con un "¿Qué te pasa, Marcelo, estás nervioso?".

"Si están trabajando hasta esta hora, los felicito. ¿Están todos en blanco?", preguntó Kirchner, quien también le pidió a Tinelli "tratame mejor que Clarín" y enseguida le preguntó "Che, ¿no te van a censurar?" "Estamos en vivo", le recordó el conductor. También hubo tiempo para hablar de Racing y para fantasear una futura campaña junto a Freddy: "¿Te imaginás los dos caminando por lugares distintos? ¡Matamos!".

La presencia o no de Kirchner en el estudio había sido la gran expectativa de la noche. Estaba convocado para el segmento "Derecho a réplica" (de Gran cuñado), donde fueron los políticos de verdad a confrontar con sus parodias. Daniel Scioli, Gabriela Michetti, Felipe Solá, Alfredo De Angeli, Sergio Massa, Mauricio Macri y Carlos Reutemann ya pasaron por allí.

Durante el transcurso del programa, Tinelli fue dos veces, seguido por una cámara, hasta la puerta que da a la calle Olleros, jugando con la pregunta : ¿Viene Kirchner? Mientras tanto, pasaron los bloopers de Gran cuñado; un musical donde todos bailaron una canción de Raffaella Carrá; las parodias a dos spot del Pro y otro del Frente para la Victoria, además de la presentación de los nominados de la jornada: Cobos, Reutemann, Scioli, De Narváez, Solá y el propio Kirchner.

Pasadas las 23.30, la expectativa aflojó un poco con la cámara sorpresa Ave María, el programa trucho que conduce María Vázquez, esta vez con la modelo colombiana Carolina Betancourt. Pero enseguida Tinelli tomó el teléfono. Primero habló con Adrián Suar, a quien encontró comiendo junto a su novia, Griselda Siciliani. Y terminó hablando hasta "la Brujita" Verón, volante de Estudiantes de La Plata. Después sí, lo atendieron en Olivos. Y empezó la parte más jugosa del programa.

Para el final, casi como un trámite, llegó la expulsión de Gran cuñado: quedó afuera Felipe Solá, con el 53,4 por ciento de los votos de los televidentes.