Censura en China: nada de porno

La censura en Internet en China llegó hasta cerrar sitios sobre... ciencia. Con el porno NO.

China decidió reforzar su campaña contra la pornografía vedando el acceso a páginas de internet con información sexual, aunque sea de carácter científico.

Las nuevas normas, que entrarán en vigor el 1 de julio, disponen que "los sitios que remiten a estudios e indagaciones vinculadas a la sexualidad serán accesibles solamente a los profesionales de la salud y a los investigadores", indica el diario China Daily.

Unos mil sitios de internet fueron cerrados desde inicios de año en China por ser considerados pornográficos o vulgares: "algunos de ellos se presentaban en páginas sobre salud, aunque propagasen contenidos pornográficos", alegó un vocero del ministerio de Salud, citado por el diario oficial en inglés.

Por otra parte, el sitio en inglés de Google estuvo cortado durante más de dos horas el miércoles por la noche, señala el diario, sin explicar las razones.

La semana pasada, las autoridades chinas suspendieron algunos servicios de ese motor de búsqueda, acusándolo de no haber instalado los filtros que exige la ley china para bloquear las informaciones pornográficas.

Google China prometió "esforzarse en limpiar los contenidos vulgares".

China, el país con más internautas del mundo (unos 300 millones) lanzó en enero una campaña contra la pornografía.

Recientemente, las autoridades ordenaron que todos los ordenadores individuales que se vendan en el país a partir del 1 de julio contengan un programa antipornográfico.

Esa medida generó inquietud dentro y fuera del país.

Las autoridades estadounidenses indicaron el miércoles que habían pedido al Gobierno chino dejar sin efecto esa disposición.

"China pone a las empresas en una posición insostenible al pedirles, prácticamente sin aviso público, que preinstalen un programa informático que parece tener implicaciones de censura más amplias y problemas de seguridad de las redes", afirmó el representante de Comercio exterior estadounidense Ron Kirk, en una carta firmada junto al secretario de Comercio, Gary Locke.

La organización profesional Computer and Communications Industry Association (CCIA) anunció que preconizaría "no ser cómplice" de la censura ejercida por el régimen chino.


(AFP)