El diario on line de tu vida sexual - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

El diario on line de tu vida sexual

Son redes sociales, pero basadas en el sexo. Podés registrar tus experiencias en secreto, o compartirlas con otros.

Volví a juntarme con Luciano, mi gurú en la vida digital. Vino entusiasmadísimo a contarme algo que supo que me tenía que interesar: la posibilidad de llevar el diario de tu vida sexual on line. No seré la columnista más geek, pero la curiosidad me puede. Y me metí.

Hay dos sitios que se dedican a tejer esta especie de red socio-sexual. Uno es Bedposted, pero está en inglés, así que vamos a interesarnos más por Dembu, que es lo mismo, pero made in España. Sepámoslo, por ahora es una versión beta, todas las elecciones sexuales están contempladas y son bienvenidas.

Mirarlo desde afuera no sirve de mucho, hay que convertirse en miembro (eso hice). La propuesta de Dembu (que significa cola, es decir trasero, en chino) es una invitación a "perder tu virginidad virtual". Eps, ¿virginidad virtual? hay cosas en las que verdaderamente no había pensado: consiste en hacerle una propuesta indecente a alguien vía Dembu (¡eso hice!), para que ese alguien se haga eco de tus ganas (¡¡y dijo que sí!!). Ahí Dembu te abre las puertas a su comunidad.

La cuestión es que si vos querés tener tu diario secretísimo, nadie podrá llegar a él. La otra opción es socializar tus experiencias sexuales con otros de la red. Ojo, no es una web de citas, no se supone que sirva para conocer gente con la que tener sexo. Se trata de hacer una especie de seguimiento antropológico de tu propia vida sexual. Es como verla en un mapita. Hay un lugar para enlistar a cada uno de tus amantes, un calendario donde apuntar tus encuentros con lujo de detalles. Hasta tenés un cuadro de barras que muestra tu "evolución". Sí, como si tu vida sexual tuviera picos de venta, o estuviera al borde de la bancarrota...

Pero lo interesante es que, de acuerdo a los datos que ingresás, Dembu hace una especie de índice de tu satisfacción sexual y te tira nuevas propuestas para mejorar la calidad de tus encuentros. A lo mejor te das cuenta de que en la cama siempre hacés lo mismo... Ni hablar de que podés comparar tus historias con la de otros. O chusmear, como hacés en Facebook.

"Querido diario", empecé mi primer post. No hay caso, no hay tecnología que me rejuvenezca.

¿Llevarías un diario sobre tu vida sexual? ¿ya sos usuario? ¿se lo mostrarías a alguien?

TE PUEDE INTERESAR