Pamela Anderson en defensa de un activistas

La bomba sexual, también defensora de los derechos de los animales, se metió con la justicia austríaca. ¡Agarrate!

Anderson salió en defensa de unos 10 activistas de la Asociación contra las Factorías de Animales (VGT) pendientes de juicio después de que la Fiscalía abriera en 2007 una investigación ante la sospecha de que formaban una organización criminal.

La actriz, que el próximo sábado participará en el "Life Ball" (el célebre baile vienés para recaudar fondos para la lucha contra el sida), firma como directora honoraria de la organización defensora de los derechos de los animales "People for the Ethical Treatment of Animals" (PETA), así como en nombre de la asociación "United Creatures".

Según Anderson, las autoridades austríacas están abusando de una disposición de la ley antiterrorista al tachar de organización criminal a la VGT, una asociación que lucha contra las instalaciones inadecuadas para la cría de ganado.

Los diez activistas de este grupo fueron detenidos a fines de mayo de 2007 y estuvieron varios meses en prisión preventiva bajo la acusación de cometer atentados contra cadenas de comercios de ropa entre 2000 y 2008, que ocasionaron daños materiales que superan los 600.000 euros.

(EFE)