"Ahora estoy más maduro" - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

"Ahora estoy más maduro"

Elegido una de las cien personas más influyentes del mundo por la revista "Time", el actor de "High School Musical" protagoniza la comedia "17 otra vez", que se estrena mañana y en la que encarna a un adulto que vuelve a vivir su adolescencia. Con "Clarín", el actor de 21 años habló del filme, de los cambios en su vida, de sus ganas de venir a la Argentina y del precio que debe pagar por su fama. 

Sus colegas en la película 17 otra vez cuentan que filmar una escena con Zac en un colegio secundario es crear un pandemónium, protagonizado por decenas de niñas que aparecen de la nada y comienzan a gritar su nombre al unísono. "Es como es tar con los cuatro Beatles juntos, sólo que él es más lindo", dice el comediante Thomas Lennon.

Las comparaciones no acaban ahí. El director de High School Musical, la película que lo lanzó al estrellato en 2006 y le dio una novia, su coprotagonista Vanessa Hudgens, asegura que cuando lo vio en el último dia del casting no lo pensó ni un minuto. "Su encanto es innato, es como Cary Grant", exageró un poco Kenny Ortega.

Zac es absolutamente adorable, mucho más en persona, que no queden dudas. "El cielo es su límite" dice Burr Steers, el director de 17 otra vez, que estrena este jueves y que ha sido planeada como su transición desde el universo adolescente, donde es rey, al más adulto donde todavía hay quienes lo miran con cierto escepticismo.

En el filme recrea a un hombre adulto que, por una casualidad, vuelve a tener 17 años y debe revivir (y aprovecha para corregir) situaciones de su adolescencia. En la transformación le pasan cosas extrañas, como tratar de que su hija no se enamore de él y que su esposa le preste atención aún cuando está viendo a un adolescente. Algo que, aparentemente, le pasa a menudo en la vida real. "Y sí, algunas madres flirtean conmigo un poco, es raro, pero ya me acostumbré".

Los 24 millones de dólares que recaudó esta película en su primer fin de semana en los Estados Unidos parecen demostrar que Efron también tiene un público entre los mayores de 13 años. "Es un rol perfecto para él, está decidido a ser el mejor y va a dar todo lo que tiene, pero además aprecia a sus fans y eso es muy refrescante en Hollywood", agrega Steers.

Zac tiene el mismo color de pelo que James Dean, con un mechón rubio que se empeña en acariciarle la frente, tapando por momentos sus ojos claros. Recibe a Clarín en una habitación del Hotel Four Seasons, en Los Angeles. Está sentado al borde de un sillón, pero se levanta rápido para dar la mano, muy amable, y enseguida asegura que ir a la Argentina es una de sus asignaturas pendientes. "Muchos de mis amigos estuvieron ahí y sólo hablan maravillas, ojalá pueda ir pronto, me gustaría mucho conocer a mis fans".

Pantalón de jean pegado al cuerpo, camisa y saco arremangado, zapatillas Converse, Efron parece un modelo. Y eso es perfecto para él, empeñado como está en ser un actor modelo. Si hay un libro de reglas sobre cómo tratar bien a los fans, Zac se lo sabe de memoria. "Soy lo que soy gracias a ellos", repetirá a lo largo de la entrevista. Por momentos, su simpatía se hace demasiado arrolladora. Pero ése parece ser él, un producto genuino nacido en una ciudad chica a unos kilómetros al norte de Hollywood, San Luis Obispo. Puro carisma y tesón. Paso a paso en su misión de conquistar al mundo.



En octubre cumpliste 21 años. ¿Cuál fue el mayor cambio?

Lo único diferente es que ahora tengo edad legal para beber. Ahora estoy más maduro. Los 21 me encuentran en un muy buen momento. Estoy viendo cómo va a seguir mi carrera, dedicado a elegir con cuidado los proyectos, tratando de no equivocarme.



¿Se complica vivir un romance tan público con tu compañera en "HSM"?

Con Vanessa (Hudgens) todo se hace fácil, es natural para nosotros estar juntos y pasarla bien. Pero no hacemos notas para hablar de la pareja. Me parece que un actor debe resguardar su intimidad.

El director dice que siempre te ocupabas de saludar a todos los fans que se acercaban al set. ¿Es parte de tu filosofía?

Definitivamente. Creo que hay que tratar a la gente de la manera en que uno quiere que se lo trate. Yo también supe tener ídolos, como Barry Bonds (una estrella del béisbol) o Michael Jackson. Ellos eran mis héroes. Y cada vez que los ves, si te dan un apretón de manos o te dicen algo, nunca te lo olvidás. Sé cuán importante era eso para mí y es una forma de devolver, quiero estar para mis fans como ellos estuvieron para mí.



¿Has perdido el control de la situación debido al entusiasmo de los fans?

A veces, pero se me hace extraño hablar de eso. Yo soy una persona más. Trato de comunicar eso todo el tiempo. Y a veces me funciona.



¿Tu secundario fue distinto al que vivís en la película?

Muy distinto, crecí en una ciudad chica, sin mansiones que destruir en fiestas locas. Las únicas fiestas a las que iba se hacían en los patios. No era muy popular, solía caminar con la cabeza gacha. Recuerdo que mis padres me decían ya va a pasar y vas a recordar esta época con simpatía. Tenían razón.



¿Sentiste alguna vez que la fama se te subió a la cabeza?

No, me han aconsejado mucho, me lo han dicho millones de veces, no tenés que dejar que se te suba a la cabeza. Admiro a la gente que no dejó que eso le pasara, como JohnTravolta, Tom Cruise, Leonardo DiCaprio, Johnny Depp. Ellos tienen los pies en la tierra. Es difícil mantener eso a veces. Mucha gente pierde la cabeza.



Depp empezó su carrera como un ídolo de los adolescentes y evolucionó. ¿Ese es el ejemplo que te interesa imitar?

Totalmente. Disfruto mirarlo trabajar porque cada nuevo rol es maravilloso. El es hipertalentoso, carismático, muy divertido y muy misterioso. Admiro también su ética. No le tiene miedo a hacer cosas diferentes, aún cuando no sean muy populares. No le tiene miedo a nada. Y esa una cualidad que yo creo tener.



¿Dirías que "17 otra vez" es la película que te va a poner en ese camino?

Dicho así suena una frase de marketing, pero es así. No quiero alienar a los fans que han sido tan gentiles conmigo, pero estoy creciendo, éste es un rol diferente. No es un chico de secundario. Es un hombre atrapado en la piel de un chico de secundario. Me obliga a actuar emociones que nunca he experimentado antes.



¿Qué significa que no querés alienar a tus fans?

No haría una película prohibida para menores de 18 años, no los dejaría afuera de golpe. No está en mi corazón eso. Quiero contar buenas historias. Como lo hizo Michael J. Fox.



¿Con "HSM 3" cerraste un ciclo?

Se cerró el ciclo. Los fans lo pedían. Creo que con los protagonistas yendo a la universidad se da un fin natural. No reniego para nada de HSM, pero ahora quiero intentar otros desafíos. Quiero experimentar, pero no voy a hacer nada drástico. Estoy creciendo, imagino que los fans lo van a entender.

TE PUEDE INTERESAR