"¿Olivera? Ojalá pase las 7 semanas que yo estuve en Bailando"

La Tigresa, campeona mundial supergallo de la AMB, defiende su corona el  viernes ante la mexicana Jazmín Rivas, en Mendoza. Antes contó que estará pendiente de cómo le vaya a la "Locomotora" en lo de Tinelli, de la ropa hecha con tela de vestido de fiesta que usará en la pelea y del estrellato televisivo que vivió el año pasado. ¡Ojo! también pronosticó: "A Rivas antes del quinto le gano". 

El contexto de esa imagen podría haber sido el patio de un colegio en pleno recreo. Pero no. La que desgasta la soga, y espera que el cronómetro se disfrace de timbre y diga basta, no tiene nada que ver con aquella lejana niña de una publicidad de manteca dorada. La foto es un gimnasio de boxeo de Caseros y la que entrena sin música de Rocky de fondo, aunque con el ojo de tigre en la mirada, es la campeona mundial supergallo de la AMB (Asociación Mundial de Boxeo) y pionera del boxeo femenino en el país, Marcela "La Tigresa" Acuña (30).
Ciudad.com acompañó a la formoseña en uno de sus últimos entrenamientos antes de la defensa del título ante la mexicana Jazmín Rivas, este viernes en Mendoza. Y entre ceremonias de vendaje, uñas pintadas debajo del guante y rounds a full con un sparring, la "Tigresa" habló de cómo maneja la ansiedad previo a una pelea, de la ropa con tela de vestido de fiesta que usará para "dar un toquecito de glamour", del estrellato televisivo que vivió el año pasado y, claro, también sobre la participación de la "Locomotora" Alejandra Olivera en la nueva edición de "Bailando por un sueño".

¿Cómo manejás la ansiedad siendo que en el boxeo femenino un rival es casi como un fantasma, porque los videos que se tienen son muy pocos?
Nunca veo cómo pegan mis rivales. Me fijo en el récord, si son diestras o zurdas y, ahí, Ramón –Chamorro, su esposo y entrenador- empieza a preparar el plan de pelea. Nos fijamos de donde son: sin son mexicanas o americanas tienen un estilo, si son europeas tienen otro. Si son altas sabemos que boxean bien, si son bajas sabemos que van para delante. Y la ansiedad, con la experiencia que tenemos, la manejamos bastante bien. Creo que la adrenalina empieza a subir dos días antes de la pelea cuando conocés a la rival, en el pesaje.
Las uñas pintadas debajo de los guantes siempre. ¿Hay alguna coquetería más?
La ropa. Siempre tratamos de que sea algo impactante, fuera de lo común. Ahora estamos usando tela para vestidos de fiesta o de novias. Es una gotita extra de glamour que le ponemos al boxeo femenino. El que da el último OK es Ramón. Tratamos de elegir un color entre los dos y después hablamos con Corti –la marca de indumentaria de ring- para que traigan diferentes muestras de tela con el color que elegimos.

El año pasado fue de mucha exposición con Bailando y "Sos mi vida". ¿Cómo lo viviste?
Cuando fui campeona mundial en 2003 tuve un máximo de popularidad, pero lo del año pasado superó todas las expectativas que teníamos. Hemos llegado a la popularidad de ser reconocidos por una ama de casa que nunca mira deportes y por un chiquito de 4 o 5 años que te reconoce en la calle. Eso realmente fue, y sigue siendo, muy positivo y me enorgullece mucho.

¿Hubo alguna cosita del baile que te sirvió para el boxeo?
No mucho. Tal vez algo de la mecánica de las coreografías. Pero el baile era todo elasticidad, movimientos suaves, incorporación de música y el boxeo es mucho más continuidad, más fuerza.

Ahora está Alejandra Olivera en el show. ¿Pensás que siempre va detrás de lo que hacés?
Pienso que no sólo ella viene detrás de lo que hago. Si bien soy la pionera en el boxeo, también soy la pionera en promocionar el boxeo femenino en diferentes programas y en especial en uno tan fomentado como Showmatch. Pienso que el año pasado fui la primera deportista en participar ahí y eso es muy importante para promocionar nuestro deporte. Creo que otras boxeadoras deberían hacer eso para seguir popularizando esto. Cuando ella el año pasado fue al programa, yo estuve de acuerdo con que eso se fomentara. Si yo no estaba de acuerdo, tal vez no la hubiesen conocido.

¿Vas a estar pendiente de cómo le vaya?
Seguro que voy a estar pendiente de cómo le va. Si pasa las 7 semanas que yo estuve... bueno regio, espectacular. Quiere decir que el boxeo está vivo, que se está moviendo. En el fondo lo que más quiero es que esto se promocione.

Un pronóstico para el viernes.

Antes del quinto gano. Me siento muy segura.