Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Completamente a oscuras o en el fondo del mar

No falta creatividad para diseñar nuevas propuestas entre los profesionales de la gastronomía. Las nuevas tendencias son los restaurants sin luz y los bares de agua, pero también hay lugares únicos como uno que permite que sus comensales proyecten fotos de Flickr, y también un restó submarino que se encuentra en el Mar Rojo.

Un restaurant con mozos de aspecto futurista que usan anteojos especiales para ver en la oscuridad podría ser parte de un comic o una película futurista, pero esta vez, la realidad superó la ficción. Los lugares donde se come completamente a oscuras existen y sus camareros lucen como salidos de Blade Runner, pero claro, casi no importa porque nadie los ve. El primer restaurant de este tipo fue fundado en 2003 por Eduardo de Broglie y Esteban Boisrond , en Paris, Francia y hoy tiene locales en Londres y Moscú. Se llama Dans Le Noir? y su objetivo es que sus clientes agudicen los sentidos del gusto y el olfato al estar en un lugar que anula la visión. En el local parisino también se ofrece una obra de teatro totalmente a oscuras llamada Les Aveugles.

Estos sitios se inspiraron en las cenas en la oscuridad de las asociaciones de personas invidentes, que se realizaban a mitad del siglo XIX para acercar a sus familias y allegados a su forma de percibir al mundo. También se basaron en los experimentos del profesor Andréas Heineke, en Alemania, con acontecimientos sensoriales y artísticos en la oscuridad y en las cenas "Goût du noir" (gusto del negro) que la asociación "Paul Guinot pour les Aveugles et les Malvoyants" comenzó a hacer en 1999, en Francia.

Los restaurants a oscuras son tendencia y están llegando a varios países: en Viena se encuentra Nacht:mahl, en Zurich el Blindekuh y en Beijing, China, el Dark Restaurant. "Blindekuh está hecho en una antigua iglesia – cuenta Marcelo Ariel Posadas, un argentino que vive en Suiza hace varios años-. Antes de entrar tenés que elegir el menú, ir al baño; no podés llevar objetos luminosos ni teléfono celular. Una no vidente te conduce a la mesa y ella te sienta. En cualquier momento que la llames viene desde donde sea. Sentís que estas rodeado de mucha gente. Los precios son como cualquier restaurant normal aquí en Zurich, el menú no es muy variado. A los postres yo no me aguantaba más y nos fuimos. Para mí es importante ver la comida y el clima del lugar".

Otro lugar original pero en el que la electricidad y la luz tienen un papel protagónico es el Restaurant 11, de Ámsterdam, que permite a sus clientes proyectar, en las pantallas que se encuentran en las paredes, fotos publicadas en Flickr enviando un SMS con una palabra clave. El sistema crea un loop de fotografías recién publicadas en el sitio web y las proyecta hasta que la próxima clave es enviada (ver fotos).

Para los románticos también hay un restaurant inusual, quizás el más sofisticado de todos, el Red Sea Star. Está a cinco metros bajo el mar rojo, frente a la costa de la ciudad israelí de Eliat , y a través de sus 62 ventanas panorámicas se puede observar la vida submarina. El piso es de arena cubierto por una capa de epoxy y la ambientación fue diseñada por la artista Ayaka Shperling Tzarfaty (ver fotos). El lugar también cuenta con un bar y un lugar para bailar pero en la superficie.

Excéntricas ideas para disfrutar en vacaciones internacionales, aunque algunas de las propuestas pueden llegar a ahuyentar a los claustrofóbicos.