La esperanza de Cacho Castaña y la emoción de Oscar González Oro: "Voy a poder volver a cantar"

El tanguero brindó una entrevista telefónica para el programa de su amigo, donde se refirió a su vuelta a los escenarios. Las palabras de González Oro por la buena noticia.

Hoy Cacho Castaña (70) cuenta que cree en los milagros. Después de una larga internación que comenzó en octubre 2014, el cantante rompió el silencio y se refirió a su estado de salud en el programa radial de Coco Sily. El jueves 7 dialogó con Oscar González Oro en Los unos y los otros y por primera vez habló de la posibilidad de volver a cantar.

"Estuve tres meses entubado y después dos meses dormido con el tubo en la garganta. Después me hicieron la traqueotomía, que es lo peor que te puede pasar. Pasé 8 meses con todo eso, algo tengo que tener", contó Cacho. 

"Los médicos me dicen que voy a poder volver a cantar. Me dicen que tengo que tener paciencia y esperar un poquito", aseguró por teléfono el gran cantautor, antes de recordar cómo fueron estos meses donde tuvo que luchar por su vida.

"Estuve tres meses entubado y después dos meses dormido con el tubo en la garganta. Después me hicieron la traqueotomía, que es lo peor que te puede pasar. Pasé 8 meses con todo eso, algo tengo que tener", dijo Cacho sobre las intervenciones e internaciones que, además de afectar su estado físico, hicieron mella en sus cuerdas vocales.

El Negro Oro fue uno de los más felices en volver a dialogar en televisión con su amigo y no pudo evitar que le ganara la emoción al contar uno de los momentos más críticos del tanguero: "Saliendo del canal iba a verlo a Cacho. Un día hablé con Alfredo Cahe (N de la R: médico y amigo de Cacho) y me dijo 'despedite de Cacho'", contó, antes de quebrarse. "Y me critico, él tuvo más fuerza que yo, más ganas que yo. Marina (N de la R: Marina Rosenthal, 42 años, pareja de Cacho) me decía que no pensara en la vida y que pensara en la vida. Yo me despedí y ahora acabo de hablar con él", dijo Oscar González Oro, antes de pedir, muy movilizado por el momento, que le suban la música de su amigo Cacho Castaña.