Habló la mujer que le donó su riñón a Lanata: "Siento que a Jorge le di la vida y que Sara se la dio a mi hijo"

En una entrevista con la revista Noticias, Nora Hernández describió sus sensaciones luego del trasplante cruzado al que se sometieron para extenderle la vida al periodista y a Ignacio.

"Esto lo organizó Dios", fue la primera frase con la que Nora Isabel Hernández (52), la mujer que le donó su riñón a Jorge Lanata, comenzó la charla íntima con la revista Noticias. 

En una entrevista que compartió junto a Sara Stewart Brown –la esposa del periodista-, quien fue la donante de Ignacio (24), su hijo, Nora habló por primera vez de las sensaciones que la invadieron en esta cruzada de vida con Lanata. 

"No quisiera perder el ínculo con ellos. Sentí eso de entrada. Me emociona, porque cuando lo vi a Jorge sentí como que le di la vida. Y lo mismo cuando vi a Sara que le dio vida a mi hijo".

Próximo a cumplirse un mes de la operación, denominada Swap - una intervención que suele realizarse en Estados Unidos y era inédita en nuestro país-, la mujer habló del nuevo presente de su hijo y de lo que significó tamaño acto de amor (Ignacio sólo posó para una foto, no quiso testimoniar).

"Donando le estás dando vida a otra persona. No importa que te duela. Estás ampliando la vida. Hay mucha gente esperando", reflexionó la donante, contenta de poder ayudar y de que Sara le haya extendido la vida a su hijo.

"¿Qué pensó cuando le dijeron que el trasplante cruzado iba a ser con una pareja de famosos?", fue la pregunta del cronista. Y ella dijo: "Al principio, Pablo Raffaele (Jefe de Nefrología de la Fundación Favaloro) lo mantenía en secreto. Después nos lo dijo y yo me reí porque creí que era un chiste. Y me lo confirmó: 'Es verdad, son Jorge Lanata y la señora. Pero si no querés, no se hace y le donás vos a tu hijo'. No importa que fuera famoso o Juan Pérez, igual lo necesita. Qué más le podés pedir a la vida".

La mujer de Lanata agregó: "Es multiplicador. Sentís que podés ayudar a otro. La idea nuestra es contar que se puede hacer, que estamos bien, que no te limita, podés seguir con tu vida normalmente. Y te nutre mucho. Lo que recibís es enorme".

"A Jorge nunca lo vi ni lo seguí en los programas ni nada, yo lo tengo como un ser humano, no como Lanata".

La necesidad y la enfermedad hicieron que sus caminos se crucen. Tras lo vivido, Nora no quiere perder el contacto con Jorge y Sara, ya que forman parte de su vida. "No quisiera perder ningún vínculo con ellos. Sentí eso de entrada. Me emociona, porque cuando lo vi a Jorge sentí como que le di la vida. Y lo mismo cuando vi a Sara que le dio vida a mi hijo. Yo venía sufriendo mucho porque me banqué sola todo lo de Ignacio, fue terrible", sostuvo.

Por último, la madre de Ignacio contó lo que le dijo a Jorge minutos después de haberse realizado con éxito el trasplante: "Que se cuide mucho, lo reté. 'Otro riñón no hay', le dije. Una parte de mía es Jorge. Y nunca lo vi ni lo seguí en los programas ni nada, yo lo tengo como un ser humano, no como Lanata", finalizó emocionada.