¡Se puso picante! El fuerte reto de Christophe a un concursante de MasterChef que "canchereó" con su plato

El jurado tuvo un enfrentamiento con uno de los participantes del ciclo que se transmite todos los miércoles por Telefe. Video

Alejo de MasterChef

¡MasterChef arrancó más picante que nunca! Además de la emoción que sienten los jurados ante los platos de algunos de los participantes, también hay momentos en los que reina el reproche y la presión para que cada uno de los que está en el programa dé lo mejor de sí.

"La vara alta la pongo yo. La pretensión te la ponés en el bolsillo, la soberbia también. Y sos un compañero más de los 20", disparó Christophe ante la presentación de uno de los platos.

En esta oportunidad, Alejo fue uno de los concursantes que fue tomado de punto por los chefs: “Vas un poco lento, ¿no?, le preguntó Germán Martitegui. A lo que el joven respondió: “Estamos tratando de ser lo más minuciosos posible”. "Tenés que ser entre minucioso y llegar a tiempo porque ya pasaron 20 minutos y te veo un poco mal. ¿Qué vas a hacer?, indagó el profesional quien, al escuchar que el aspirante le respondió “muslitos”, no pudo contener su enojo: “Eso tiene muslo, no muslitos”, contraatacó. Y agregó: “Suerte, te va a hacer falta”.

Al momento de presentar su comida, Alejo tuvo la aprobación de su referente Germán y de Donato De Santis. Sin embargo, se encontró con otro enfrentamiento de la mano de Christophe Krywonis: “Estás en problemas. ¿Vos te das cuenta de que hoy es la primera prueba de una larga serie donde te vamos a evaluar? ¿Y vos pensás que yo me voy a conformar a lo largo (del programa) a menos que esto?”, indagó. Pero la respuesta del chico donde aseguraba que “la vara va a estar alta”, no gustó nada. “Para, frená. La vara alta la pongo yo. La pretensión te la ponés en el bolsillo, la soberbia también. Y sos un compañero más de los 20. Sé humilde porque, de golpe, tu plato no me gusta tanto. ¿Ok?”, sentenció el profesional.

Pese a sus palabras, lo despidió con un mensaje esperanzador: “Pero está bien. Acordáte de este detalle y vamos a ser amigos. Te felicito”, finalizó.

¡Un reto con sabor amargo!