Ariel Diwan quebró en llanto y estuvo al borde del desmayo en Este es el Show: "Pensé en quitarme la vida"

El ex de Gisela Bernal confesó que vivir con la duda sobre su paternidad de Ian casi lo hace cometer una locura. Video.

Ariel Diwan, angustiado y al borde del desmayo en vivo: "La pasé muy mal, pensé en quitarme la vida"

Ariel Diwan (40) no encuentra calma. El sábado 4 le puso fin a un rumor que lo atormentó durante dos años y eso, según sus palabras, "le arruinó la vida". Muchos le decían que Ian, el hijo de Gisela Bernal (28) no era de él y, ahora, según un estudio de ADN que mostró en los medios, lo comprobó.

"Todos decían Diwan está desbordado, Diwan es agresivo… Estaba para suicidarme".

El productor teatral de Stravaganza contó en Intrusos que, desde que su ex le contó que estaba embarazada, le pidió un ADN, pero ella nunca permitió que lo realice. Un mes atrás, en la primera oportunidad que tuvo de estar con el pequeño a solas, Diwan fue a un centro médico y se realizó la prueba genética que le dio "cero por ciento de probabilidad de paternidad".

Con la verdad en un papel, Ariel fue a Este es el Show y dio detalles de su vínculo con Bernal durante sus años de relación. Pero cuando le preguntaron cómo hizo para vivir con este rumor (el que sostenía que él no era el padre de Ian), rompió en llanto y confesó que estuvo a punto de cometer una locura.

"¿Vos creés que viví? Todos decían Diwan está desbordado, Diwan es agresivo… Estaba para suicidarme. De hecho, en el verano, pregúntenle a Gisela, si un día no me golpeaba la puerta... La pasé muy mal, pensé en quitarme la vida", dijo sin levantar la mirada, angustiado, y con un llanto que no le permitía hablar.

Sin consuelo, agregó: "Me voy. Quiero ver al bebé. Me quiero ir a mi casa". Al ver a Diwan en ese estado, José María Listorti y Paula Chaves le ofrecieron que se retire, y él se levantó, pero en el trayecto se le aflojaron las piernas y casi cae al piso. "Está temblando, no lo enfoquen más. Llamen al médico. Se le aflojaron las piernas, no se tropezó", sostuvo la conductora, testigo presencial de la angustia del ex de Bernal.

A través de una comunicación por WhatsApp con Mariana Brey, Gisela -espectadora de los dichos de su ex-, declaró: "Duele demasiado tanta mentira. No me importa lo que digan de mi porque sé la verdad. No tengo que huir de nada".