Verónica Llinás opinó sobre el cambio de horario de Viudas e Hijos: "Es un plomazo, lo lamenté casi como una espectadora más"

La actriz de la tira de Telefe dijo lo suyo: se manifestó sobre los reacomodamientos de la grilla del canal de las pelotas.

Verónica Llinás en Viudas e Hijos. (Foto: Telefe)
Verónica Llinás en Viudas e Hijos. (Foto: Telefe)

La guerra por el rating lleva a los directivos de los canales a tomar decisiones que desearían no tener que llevar a cabo, como cambiar de horario productos originales por los números de la competencia. Por más que Telefe resistió durante meses, Viudas e Hijos del Rock & Roll, que había comenzado a las 21.15 y luego se pasó para las 22.15, sufrió un nuevo cambio de horario, y ahora es anunciado para las 22.45, para escaparle al mano a mano con Las mil y una noches, el tanque turco de El Trece, y Verónica Llinás dio su opinión como integrante del elenco.

En diálogo con Moskita de medianoche, el programa dominical de la AM Once Diez, la actriz se refirió a la modificación de la grilla del canal de las pelotas: "Es un plomazo y me da pena porque hay seguidores que laburan y no se pueden quedar hasta esa hora mirando y se quejan. Ellos deban saber porque lo hacen y no tienen que rendirnos cuentas, yo lo lamenté casi como una espectadora más".

De todas formas, la otrora socia humorística de Antonio Gasalla rescató lo positivo de su experiencia: "En Viudas nos divertimos, se dio un grupo muy copado, un lujo los compañeros, nos divertimos mucho. Me tocó un grupo de gente muy contenedor e inusual, el mundo de los actores no es fácil y nada de eso se dio en este grupo".

Por otra parte, la actriz elogió a Paola Barrientos y Damián De Santo: "No son la típica pareja de galancitos, son gente normal y que viene de un palo de trabajo, de teatro, gente acostumbrada al trabajo del actor". Autocrítica, Verónica Llinás tuvo tiempo para reírse de sí misma una vez finalizadas sus grabaciones en la ficción de Underground: "Mi personaje encarna lo peor, las personas como Inés son como impunes. Se fue exacerbando con la evolución de la tura, la gente un poco pide, cuando peor es Inés, la gente más la quiere".