¡Escalofriante! Un millonario confesó tres asesinatos durante su propio documental

Los micrófonos de HBO captaron la tétrica revelación del magnate Robert Durst cuando, luego de una pregunta del entrevistador, se retiró al baño y se quebró. ¡Mirá el video!

La expectativa por el desenlace del documental documental The Jinx: The Life and Deaths of Robert Durst superó al más fantasioso de los guionistas cuando, sin saber que estaba el micrófono abierto, el millonario estadounidense admitió haber cometido tres asesinatos. El capítulo final del especial de HBO profundizó con preguntas puntuales al sospechoso de dos asesinatos y de la desaparición de su mujer.

"Me equivoqué. Estoy teniendo dificultades con la pregunta. ¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto".

"Los maté a todos, por supuesto", se quebró el magnate inmobiliario cuando se retiró al baño y pensaba que nadie lo escuchaba. Luego de la tétrica confesión, pero un día antes de que se transmita el episodio por la televisión, Durst fue detenido en un operativo del FBI en un hotel de Nueva Orleans, cumpliendo una orden de la policía de Los Ángeles.

Fue el documentalista Andrew Jarecki, quien entrevistó a Durst acorraló al millonario con presuntas evidencias que lo complicaban en la causa de la muerte de su amiga Susan Berman en el año 2000. Instantes después de soportar la indagatoria, Robert Durst (71) habló sólo en el toilette: "Ya está. Te atraparon. Tienes razón, por supuesto. Pero, no puedes imaginarlo. Arréstenlo. No sé lo que hay en la casa. Yo quiero esto. Qué desastre. Él tenía razón. Me equivoqué. Estoy teniendo dificultades con la pregunta. ¿Qué demonios hice? Los maté a todos, por supuesto".

El caso que conmueve a los televidentes en Estados Unidos promete tener un árido capítulo judicial, ya que el abogado del confeso asesino será juzgado por homicidio en primer grado y pero advirtió aseguró que nada de lo que reveló su cliente cambia su inocencia.

Lo más curioso es que Robert Durst ya fue absuelto por asesinar en defensa propia a un vecino en 2003, incluso a pesar de que descuartizó el cadáver.