Soledad Aquino y su análisis sobre la crisis Tinelli-Guillermina, los tatuajes de Cande, su exyerno Nacho Viale y Sol Calabró

La primera exesposa de Marcelo habló en Infama sobre la ruptura del papá de sus hijas mayores y mucho más. Video.

"¿Si las chicas influyen en Marcelo? Sobre todo Cande influye mucho. Cuando habían cortado al principio con Guille, Cande le dijo 'papá, volvé', ella me lo contó. Espero que todo esto sea mentira y no se separen. No sé si cortó, pero si es así creo que va a volver. Guillermina es divina y la quiero un montón".

La separación de Marcelo Tinelli (54) y Guillermina Valdés (37) caló hondo en los medios y toda la farándula se revolucionó con la noticia.

Mucho se habla, pero poco dicen sus protagonistas. Sin embargo, en Infama habló alguien muy cercano al conductor. La que rompió el silencio fue Soledad Aquino (54), exmujer de Tinelli y madre de sus hijas mayores, Micaela (26) y Candelaria (24).

Aquino no sólo se refirió a la ruptura de Marcelo y Guillermina, sino también a los tatuajes de su hija menor e incluso a una posible vuelta con su exyerno Nacho Viale (32), habló de Sol Calabró (37), ex del conductor, y de Paula Robles (46), segunda esposa de Tinelli y madre de Francisco (16) y Juana (12).

 

LA RUPTURA CON GUILLERMINA
Aquino dio su opinión de la situación que vive su ex con Valdés: "El día que fuimos a la inauguración del local de Mica, me llamó la atención que no estuviera Guillermina, le pregunté a Marcelo '¿qué pasa con Guille?' y me dijo 'está ensayando'".

Soledad siguió: "Además, hablé con Tiki (Francisco, el hijo de 15 años que tiene Tinelli con Paula Robles), con quien tengo una excelente relación, y me dijo que se iban a Europa a ver fútbol y me agregó 'estamos todos bien'. Lo que sí, lo vi como cansado a Marcelo. Lo conozco de memoria, como si lo hubiese parido. Pero no pregunté más nada y seguí mi historia, hice la mía, aunque me pareció raro que Guillermina no estuviera. Mis hijas me cuentan todo, pero nunca me dijeron que tuvieran roces con ella, nada que ver lo que se rumoreó".

"Sol Calabró me parecía alguien oscura, nada que ver con Guillermina. ¡Ojalá que no vuelva con ella! Si llega a pasar eso, como algunos rumorean, es un embrujo. Es rara, es una sensación que tengo...".

Aquino agregó: "No sé si Marcelo busca el amor de su vida. Tengo mi tesis sobre lo que pasa en general, pero no lo voy a decir. Marcelo está para abuelo, como yo... ja, ja. ¿Si las chicas influyen en Marcelo? Sobre todo Cande influye mucho. Por ejemplo, cuando habían cortado al principio con Guille, Cande le dijo 'papá, volvé', ella me lo contó".

Sobre la relación familiar con los hijos de Valdés (Dante, Paloma y Helena, fruto de su relación con Sebastián Ortega), Soledad analizó: "Las nenas de Guillermina lo adoran a Marcelo y Dante está más enganchado con su papá, es normal, entonces no tenían tanta relación".

 

PAULA ROBLES
"Paula es la segunda mujer de Marcelo... No tuve el diálogo que tengo ahora con Guillermina, nada que ver. De golpe apareció alguien, que era Paula, yo estaba histérica, no entendía nada. Yo era una diosa en esa época y pasó eso. Cuando nos separamos y Marcelo empezó a salir con Paula, a mí me costó muchísimo toda esa situación, hice mucha terapia. Incluso fui yo, en medio de una terapia familiar que hacíamos después de separados, quien le dije que se case con Paula. Se lo pedí por la imagen de las chicas. Al final Paula terminó casándose con una panza gigante, parecía de Almodóvar, vestida de blanco y con una panza grande, no me copó. Yo no lo haría ni en pedo", reveló Soledad.

"No me gustan para nada los tatuajes de Candelaria, ella lo sabe. Le digo que la hacen parecer sucia. Cande tiene una especie de rebelión, como que está tapando algo... Parezco psicóloga, ja".

 

SOL CALABRÓ
Aquino también habló de la mujer que acompañó a Tinelli tras su ruptura con Paula Robles y estuvo con él hasta 2012: "Me sorprendió lo de Sol Calabró, me parecía alguien oscura, una bruja, me parecía un horror. Nada que ver con Guillermina. Yo se lo digo todo esto a Marcelo y él se mata de risa. ¡Ojalá que no vuelva con ella! Si llega a pasar eso, como algunos rumorean, es un embrujo. Es rara, es alguien oscura, es una sensación mía. Tengo el derecho a opinar porque soy la primera mujer de Marcelo, la verdadera. Recuerdo que en Punta del Este, Sol estaba pegada tipo pulpo a él diciéndole 'amor, amor' todo el tiempo adelante mío, ni se me acercaba, en cambio con Guillermina hablamos, es distinto. Espero que todo esto sea mentira y no se separen. No sé si cortó o no, pero si es así creo que va a volver. Guillermina es divina y la quiero un montón".

Sobre el final, Aquino se sinceró e hizo explotar de risa a todos: "¿Cómo le puede caer a Marcelo esta charla? ¡Como el orto!".

Sobre su exyerno Nacho Viale: "Es un caballero, nada que ver con Mirtha Legrand ni Marcela Tinayre. Es la bondad caminando. Tengo algunas novedades, pero no se las puedo contar. Ahora Cande no está con nadie, después les cuento. ¡Cande me mata! El tiempo dirá".


LOS TATUAJES DE SU HIJA CANDE
Soledad siguió: "No me gustan para nada los tatuajes de Candelaria, ella lo sabe. Le digo que la hacen parecer sucia. Cande tiene una especie de rebelión, como que está tapando algo... Parezco psicóloga, ja. Siempre discutimos por eso, tiene una piel divina, junto con Mica son dos diosas, buenas, humildes. Pero bueno, son cosas de la moda. Siempre le digo 'cuando tengas un bebé tuyo en brazos va a ser un asco'. De todos modos lo de la tapa de la revista Noticias de 'Trauma cool' me cayó para el culo, no tiene ningún trauma cool. Lo que sí, Marcelo tiene un amigo tatuador que la usó de modelo porque la vio divina, flaca. Ahora lo acepté".

NACHO VIALE
Aquino se animó a referirse a su ex yerno Nacho Viale e incluso deslizó la posibilidad de que vuelva con Candelaria: "Nacho es un caballero, es cien puntos, es de otro planeta, nada que ver con Mirtha Legrand ni con Marcela Tinayre. Es la bondad caminando. Tengo algunas novedades, pero no se las puedo contar", adelantó Soledad sobre la relación de su hija menor con el nieto de la diva. "Ahora Cande no está con nadie, después les cuento. ¡Cande me mata! No digo nada, pero ténganlo ahí... El tiempo dirá", remató, en referencia al estado sentimental de la artista plástica, quien había vuelto con Nacho Lecouna hace tres meses. Sobre él, dijo: "Lo adoro también. Al igual que a Tutti Diez, el novio de Mica, lo adoro. Pero bueno, uno quiere ver a los hijos felices".

¡Mirá el video con las explosivas declaraciones de Soledad Aquino!