Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés, separados: él le propuso hacer terapia de pareja para intentar sortear la crisis

El conductor apuesta a recuperar la relación con la madre de su hijo Lorenzo. Detalles exclusivos de Ciudad.com.

Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés, separados. (Foto: Web)
Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés, separados. (Foto: Web)

Según pudo saber Ciudad.com a través de un íntimo del conductor, "Marcelo le propuso a Guillermina hacer terapia de pareja para intentar superar la crisis, pero ella no quiso. Al menos por ahora". Valdés optó por tomarse un tiempo. Eso sí: desde los dos lados niegan terceros en discordia.

Es el tema del momento y no hay quien esté exento a comentar la mediática crisis de Marcelo Tinelli (54) y Guillermina Valdés (36). A un día de la explosión de la bomba, los protagonistas han elegido mantener un perfil súper bajo para resguardar lo máximo posible la intimidad de la familia. Lo cierto es que, al día de hoy, la separación es un hecho irrefutable.

Los motivos que habrían desatado el profundo distanciamiento entre el conductor y la modelo permanecen aún sin ser revelados, pero las teorías poco tardaron en proliferar. El ostracismo del núcleo del clan Tinelli sólo incrementó las sospechas y los interrogantes. En medio de los rumores, Ciudad.com pudo saber que el conductor le confió a sus íntimos que la razón de la separación fue simple y llanamente un desgaste de pareja.

Según pudo saber este sitio con una persona de confianza del conductor, "Marcelo le propuso a Guillermina hacer terapia de pareja para intentar superar la crisis, pero ella por ahora no quiso. Al menos por ahora". La actriz optó por tomarse un tiempo prudencial para ver cómo se desarrollan los hechos. Lo que sí todas las fuentes consultadas niegan es la presencia de terceros en discordia, más allá de los rumores que circulan en los medios.

Esta no es la primera vez que Marcelo acude a un psicólogo especialista por estos temas. Antes de su separación definitiva de Paula Robles, con quien compartió 14 años de vida y fue padre de Francisco y Juana, el entonces matrimonio asistió durante un año entero a sesiones de pareja. “Sí, es cierto que hicimos terapia. Esto venía desde hace un tiempo e intentamos que mejorara hasta último momento. Bueno, no se pudo. Fue así. Lo intentamos”, respondió el conductor, en una entrevista con el diario Clarín, en mayo de 2009.

El propio Tinelli contó que recurrió a ayuda profesional antes de la separación definitiva de Paula Robles: "Hicimos terapia. Intentamos que mejorara hasta último momento".


¿CÓMO ERA LA CONVIVENCIA EN PISOS SEPARADOS?
Entre las muchas teorías sobre las causas de la crisis, en Infama hablaron de un supuesto malestar de Valdés con Micaela y Candelaria Tinelli, las hijas de Tinelli, por la peculiar convivencia “ascensor de por medio”, en los pisos contiguos de la exclusiva torre Le Parc Alcorta. Sin embargo, la mayor de las hermanas salió al cruce de la versión y el círculo íntimo de Guillermina aseguró a Ciudad.com que nunca fue un problema: "Tanto Marcelo como ella estaban en permanente contacto y pasaban la mayor parte del tiempo en uno u otro departamento".

En septiembre del año pasado, Guillermina le decía a la revista Gente: “La convivencia 'ascensor de por medio' resultó muy bien, porque logramos no invadirnos. Cada uno conserva su espacio. Entonces, compartimos muchísimo, pero no estamos obligados. Nos elegimos todo el tiempo. Estamos bien hoy, siempre hablamos de hoy. No necesitamos muchas más garantías. Cuando uno ya tuvo otras parejas, es más grande y tiene hijos, elige para su vida cosas que tengan que ver con hacerse bien y nosotros sentimos que nos hacemos bien. Dormimos juntos todas las noches. Lo hacemos desde esa libertad con la que nos elegimos, sabiendo que el otro alguna vez puede decir: 'No, mi amor... Mañana arranco a las seis de la mañana y no te quiero despertar’”.


DIEZ MIL KILÓMETROS Y UN OCÉANO DE POR MEDIO
Hoy, la distancia entre Tinelli y Valdés es tanto física como romántica. Mientras el empresario se encuentra de viaje por Europa, la actriz se sumerge de lleno a los ensayos de la obra Sexo con extraños, que levantará el telón en el teatro Metropolitan, la primera semana de abril. Marcelo arribó a Madrid el martes 10 junto a su hijo Francisco, El Tirri, y sus amigos, Hernán de Laurente y Lautaro Mauro, para despuntar su pasión por el fútbol.

La travesía se extenderá por espacio de 20 días y el grupo planea asistir a varios partidos de la Champions League y la Liga española. El primer encuentro en la grilla es el del Real Madrid contra el alemán Schalke 04 (el martes 10), y el segundo será el del Barcelona de Lionel Messi, que se medirá con el Manchester City del Kun Agüero (el miércoles 18), ambos por los octavos de final del torneo continental. “Diario de viaje. Día 1. Llegada a Madrid muy bien organizada por @luciano_eltirri. Hoy Madrid/Schalke”, detalló el propio Tinelli, en su cuenta de Twitter.


MARCELO Y GUILLERMINA, HOY
Actualmente, el contacto entre Marcelo y Guillermina se circunscribe únicamente al bienestar del pequeño Lolo, de 11 meses. Cualquier posibilidad de una reconciliación quedó en suspenso hasta el regreso del conductor, cerca de la fecha de su cumpleaños (1º de abril) y del debut de Guillermina en la calle Corrientes.

Mucho se especula sobre lo que sucederá en las próximas semanas. Tanto si Valdés acompañará el festejo por los 55 años de Tinelli, como si el conductor asistirá a la premiere de la actriz, atiborrada de fotógrafos y medios, durante la primera semana de abril. Además, el 18 de ese mes Lorenzo cumplirá su primer año de vida y habrá gran festejo.

Apenas seis meses atrás, Guillermina respondía sobre el apoyo incondicional de Marcelo a su carrera. “Hoy me siento plena como mujer de mi pareja, estando con mis hijos, entrenando como actriz. No me levanto todas las mañanas y digo ‘¡qué feliz que soy!’, pero la verdad es que no me puedo quejar. Me animé a armar una nueva vida y aprendí a no olvidarme de quién soy”, aseguró la bella rubia, en aquel entonces.

Una historia de amor y desencuentros que, como en los mejores culebrones, captó la atención de un país.