Relatos Salvajes en el Oscar: las sensaciones previas de tres de sus actores

Julieta Zylberberg, Cesar Bordón y María Onetto, parte del elenco del filme, le contaron a Ciudad.com cómo vivieron los instantes previos a la entrega de los galardones.

Los actores de Relatos salvajes palpitaron la entrega de los Oscar 2015. (Foto: Web)
Los actores de Relatos salvajes palpitaron la entrega de los Oscar 2015. (Foto: Web)

 Julieta Zylberberg: "Voy a ver la entrega con mi novio (el actor, Esteban Lamothe), con mi familia, mis amigos y con mi hijo, Luis aunque él no creo que pueda, porque va a estar durmiendo a esa hora".

Cada año los Oscar despiertan atención global. Y en esta edición, la 87ª, además del folclore clásico de los mejores y peores vestidos y las polémicas de ocasión, Argentina tenía mucho más en juego. La nominación como mejor filme extranjero de Relatos Salvajes buscó darle al país su tercera estatuilla. Lamentablemente, la película de Damián Szifrón no logró consagrarse ganador ya que perdió frente a la polaca Ida. Antes de la ceremonia, Ciudad.com habló con algunas de las figuras que son parte del filme, para descubrir cómo palpitaron la ceremonia:

Julieta Zylberberg: "Lo voy a ver con mi novio"
A ella se le mezcla la alegría, con la ansiedad: “Estoy muy contenta, esperando ansiosa a ver si nos dan el Oscar o no. Le tengo toda la fe a la película, así que estamos cruzando los dedos”, afirma Julieta Zylberberg (31).

Para la transmisión, la actriz optó por rodearse de sus seres queridos: “Lo voy a ver con mi novio (el actor, Esteban Lamothe), con mi familia, mis amigos y con mi hijo (Luis, de 2 años), aunque él no creo que pueda, porque va a estar durmiendo a esa hora”, dice, priorizando su rol de madre, aunque no el de ama de casa. “No voy a cocinar para los invitados, porque nunca cocino en mi vida. Vamos a seguir con las costumbres”, cuenta, riéndose. ¿Delivery para la previa?

César Bordón: "A Relatos salvajes lo vio mi verdulero, la maestra de mi hija, mi profesor de gimnasia. Lo importante es que nuestro trabajo es reconocido".


César Bordón: "Separo el arte del fútbol, para mí no es ganar o perder"
“Reconozco la importancia de estar participando en el mercado norteamericano, que uno esté con una película argentina allí”, dice César Bordón (54), quién se convirtió en uno de los villanos del filme coral, y destaca lo que significa que una cinta nacional llegue a la meca de la cinematografía mundial. Lejos de vivirlo como un causa nacional, va más allá. “Separo el arte de lo futbolístico, para mí no es un ganar o perder. Lo importante es que nuestro trabajo es reconocido”, afirma, aunque destacala popularidad que goza el filme. “La diferencia en mi carrera con esta película está en lo popular, es la masividad que tiene Relatos Salvajes. La vio el verdulero, la maestra de mi hija, mi profesor del gimnasio... También me pasa de encontrarme con gente que te dice ‘que bien te salió el personaje’ y otros que pueden llegar a decir ‘qué tipo desagradable el que te tocó’, por no usar una palabra más fuerte”, dice, entre risas.

El actor vivirá la transmisión desde un hotel céntrico, donde la productora KYS organizó una reunión de la que podrán participar todos los trabajadores que formaron parte del filme. 

María Onetto: "Una entrega de premios es como si fueras a tu casamiento. No es un derroche de dinero, sino que te arreglás para ese momento que como actor no lo vivís en general. Es una celebración de que el cine existe”


María Onetto: "Es como si fueras a tu casamiento"
María Onetto (48), quien participó en uno de los episodios de la película junto a Oscar Martínez, guarda muchas expectativas de que Relatos Salvajes se lleve el galardón: “La película es singular. Su humor, su estructura episódica, revalidada para estos tiempos, haría muy merecido el Oscar para Damián Szifrón. Tiene un planteo universal, habla del orden de lo humano, de civilización y barbarie y de lo trágico que puede resultar cruzar límites éticos”, destaca María Onetto, y confiesa que su cábala para cuando se anuncie la terna en competencia es enviar “un baño de positividad, buena energía y suerte”.

La actriz, que ya pasó por varias alfombras rojas, incluida la del Festival de Cannes, tiene una mirada propia sobre este tipo de eventos: “Es como si fueras a tu casamiento, no es un derroche de dinero, sino que te arreglás para ese momento que como actor no lo vivís en general. Es una celebración de que el cine existe”.

Finalmente, narró cómo sería su propio capítulo de Relatos Salvajes: “En el mundo del espectáculo, muchas veces hay una especie de superioridad, que a mí no me gusta hacérsela vivir a nadie. Es muy desagradable todo lo careta, las imposturas. Mi relato salvaje sería desenmascarar, verbalizar eso en voz alta, desear que las demás personas que se sienten apabulladas tomen conciencia de que son exitosas con la vida que tienen. El éxito no es otra cosa que tener lo que uno necesita”, sentencia.

Algo es seguro. Relatos salvajes ya logró convertirse en un éxito. ¿Conseguirá adicionalmente el reconocimiento de la Academia?