Jimena Barón y la llegada de Daniel Osvaldo a Boca: "Le dije que aproveche su momento, además Momo es chiquito"

La actriz, recién llegada a la Argentina porque Osvaldo es nuevo jugador de Boca, habló en exclusiva con Ciudad.com. Trabajo, familia, pareja y más.

Jimena Barón habló con Ciudad.com tras llegar a la Argentina. (Fotos: Web y archivo ¡Hola! Argentina)
Jimena Barón habló con Ciudad.com tras llegar a la Argentina. (Fotos: Web y archivo ¡Hola! Argentina)

La noticia de la llegada de Daniel Osvaldo (29) a Boca no sólo alegró a los hinchas xeneizes, sino también a los miles de seguidores de Jimena Barón (27) que celebraron con ella su vuelta al país.

"Aunque no parezca, soy mucho más fría y Dani es más emocional. Siempre fui así y de madre, más. Soy más de las que hacen lo que se debe hacer, estoy programada. Le dije a Dani que aproveche, que es su momento, además Momo es chiquitito y casi no se entera".

Hace exactamente dos años, Jimena decidió postergar su carrera y dejar su vida en la Argentina, para apostar por el amor. Acompañó al futbolista a Italia (su pareja jugaba en la Roma), luego lo siguió a Inglaterra (Southampton) y después retornaron a Italia (primero estuvo en la Juventus, luego en el Inter), hasta que llegó la oferta de Boca -equipo del que Osvaldo es hincha fanático- y armaron las valijas para volver a Buenos Aires, donde estarán al menos por seis meses.

Al pisar suelo argentino junto a su pareja y su hijo Morrison (11 meses), Barón no pudo disimular su alegría y tuiteó: "¡Hola Argentina mía! Estoy pasada de felicidad. Argentina. Mis amigos. Mi familia. ¡Y mi trabajo! ¡Y dale Bo, dale Booo!". Horas después, habló en exclusiva con Ciudad.com sobre la decisión de volver a su país, su carrera, su relación de pareja y más.

-¿Cómo fue la decisión familiar de venir a la Argentina, ¿es cierto que influiste para que se concrete la llegada de Daniel a Boca?

-Es lógico que influyo en la vida de Dani, soy su pareja. Me gusta ayudarlo. Y lo principal es que esté contento y feliz. Si él no está feliz, no importa si conviene o no. Además soy hincha de Boca, ja, pero más hincha de Boca es él. Está como un nenito de 5 años.

-¿Se trajeron todo o tuvieron que dejar parte en Europa?

-No nos trajimos todo porque por ahora son sólo unos meses y tenemos armado todo allá. Además acá todavía estamos viendo si conseguimos una casa, no estamos decididos en que lugar de Buenos Aires vamos a vivir.

-Cuando decidiste irte a vivir con él a Europa, ¿esperabas que dos años después se diera esta vuelta a la Argentina? Porque Daniel mantiene un gran nivel como para seguir jugando en las mejores ligas europeas...

-La verdad es que no me imaginaba esto que pasó ahora. Pero cuando empezamos la relación, me pareció lo más inteligente acompañarlo yo, él tiene una carrera corta, yo no. Además, empecé a laburar a los 9 años y no me pareció tan terrible dejar todo. En esta oportunidad, estaba súper instalada en Italia y ahora surgió esto, pero es así. ¡Y está buenísimo!

"Morrison (11 meses) dejó la teta hace un mes y medio porque empezó a comer mucho, casi como un adulto. En el vuelo de Italia a acá comió la comida del avión, con postre y todo, ¡tremendo!".

-¿Cómo vivís el tema mudanzas y armar y desarmar casas? Por lo que vemos en las redes sociales sos súper organizada y me imagino que costará que todo esté perfecto vayan adonde vayan.

-A ver, siempre dan fiaca las mudanzas. Además, hace sólo dos meses que nos llegaron las cosas de Inglaterra a Italia. La realidad es que soy bastante histérica, insoportable. Pero también el otro día le decía a Dani que cuando termine su carrera nos vamos a acordar de estas cosas con mucho cariño. Es cierto que armamos y desarmamos casas y en el camino queda gente con la que uno se encariña. Pero por ahora me divierte. Se cumplieron dos años desde que me fui y me gusta acompañarlo, y es importante para él que alguien esté a su lado también.

-¿Cómo se adapta tu hijo Morrison a todos estos cambios?

-Desde que nació... Mejor dicho, desde antes de nacer, Momo ya estaba mudándose en la panza, porque hice una mudanza de Inglaterra a Juventus estando embarazada, así que es un genio. Tren, colectivo, subte, avión, se banca todo. Dejó la teta hace un mes y medio y mi vida cambió, ahora estamos más independizados.

-O sea que no sos de las mamás que quieren darle la teta hasta los dos años o más...

-La realidad es que él empezó a comer mucho, casi como un adulto. En el vuelo de Italia a acá comió la comida del avión, con postre y todo, ¡tremendo! Además, había empezado a jugar con la teta cada vez que le estaba por dar y se me empezó a poner caprichoso, así que fue una decisión medio mutua. Así estamos mejor (risas).

Sobre la remera que usó Osvaldo al llegar a Ezeiza, con una mano abierta que se asoció a los 5 goles de Boca a River en el último Superclásico, Jimena dijo: "Vi que dijeron algo, pero no entendí bien. Lo que sí te puedo decir es que esa remera se la regalé yo".

-Hablando del destete: ¿vas a dejarlo unas horas para retomar tu carrera en la Argentina?

-Por suerte están apareciendo muchas cosas, no tengo muy claro todavía qué voy a hacer. Vengo con muchas ganas de trabajar y no estamos de vacaciones, así que lo voy a hacer. Es el momento.

-¿Te gustaría hacer algo más relacionado con la actuación o por ejemplo volver al Bailando?

-Y, yo soy actriz. En el Bailando (2011) la pasé bomba también, pero no es que estando afuera dije “cómo extraño el Bailando”. La pasé bomba pero no es mi rubro. Soy una actriz que sabe bailar, pero extraño la actuación.

-Lo que todos piensan es que seguramente volverás a Pol-ka, que es como tu casa, porque desde Gasoleros a la fecha has participado de muchas ficciones de la productora. ¿Ya te llamó Adrián Suar?

-Ehhh… Ja, ja, ja. Soy como una hija de Adrián, lo cual para mí es un lujo. Pol-ka es espectacular. Lo cual no quita que laburaría en otro lado. Vamos a ver.

-¿Cómo vas a hacer para dejar a Momo después de todos estos meses de relación full time mamá-bebé?

-La idea es armar un plan laboral bastante maternal, no me gustaría estar todo el día afuera de mi casa. Me pondría muy triste no estar con él, con Dani, no cocinar...

-¡No te permitimos que nos dejes sin tus recetas y consejos en las redes sociales!

-Ja, ja. No, eso no va a pasar. Además, los Osvaldo son como 384, así que ya nos vamos a arreglar.

"Vengo con muchas ganas de trabajar. No estamos de vacaciones, así que lo voy a hacer. Es el momento. La idea es armar un plan laboral bastante maternal, no me gustaría estar todo el día afuera de mi casa".

-Lo que sí me imagino es que los fines de semana te los vas a reservar para ir a la cancha de Boca a alentar a Daniel, ¿no?

-Por supuesto. Estoy obligada a ir a la cancha. He ido a muchísimas canchas y acá vamos a ir seguro.

-¿Y cuando pasen los seis meses de contrato con Boca y vos te quieras quedar, cómo van a hacer?

-¿Vos decís que no me voy a querer ir? No sé... Yo ya tengo la cabeza en la vida que llevamos. Aunque no parezca, soy mucho más fría y Dani es más emocional. Siempre fui así y de madre, más. Soy más de las que hacen lo que se debe hacer, estoy programada. Le dije a Dani que aproveche, que es su momento, además Momo es chiquitito y casi no se entera. Distinto va a ser cuando ya vaya al colegio y tenga sus amigos, etcétera.

-¿Hay posibilidades de casarse aprovechando que están en la Argentina, rodeados de amigos y familiares?

-Charlamos la posibilidad de casarnos, sí. Lo que pasa es que pasó todo tan rápido en nuestra relación, que es como quemar etapas. Siempre pienso "si ya tuviste hijos, te casás ¿y en 5 años qué hacemos?". En algún momento lo haremos, pero no es algo urgente. Además, yo digo que es mi novio, que me parece mucho más divertido. Salimos, nos hacemos regalos, estamos re bien así.

-¿Para San Valentín, que es el sábado, ya pensaste algo?

-Ahora no sé qué voy a hacer porque tenía algo visto en Italia y no lo compré. Igual, Dani me regala cosas re lindas, pero no las muestro.

"Con Wanda tuve una relación que empezó cuando llegué a una ciudad en la que ella vivía y fue muy amable. Ni bien llegué, me mandó un mensaje para decirme que contara con ella. Yo estaba sola ahí con mi hijo y ella tiene un montón de hijos, ja, y le pedí datos de médicos y cosas para los chicos. Nos cruzamos en varios lugares, pero nada más".

-No sos como otras novias o esposas de futbolistas que son más ostentosas…

-No, me da vergüenza.

-Hablando de otras mujeres de futbolistas: ¿cómo fue tu relación con Wanda Nara mientras estuvieron en Milán, con sus parejas jugando en el Inter?

-Con ella tuve una relación que empezó cuando llegué a una ciudad en la que ella vivía y fue muy amable. Ni bien llegué, me mandó un mensaje para decirme que contara con ella. Yo estaba sola ahí con mi hijo y ella tiene un montón de hijos, ja, y le pedí datos de médicos y cosas para los chicos. Nos cruzamos en varios lugares, pero nada más.

-Se dijo que la salida de Daniel del Inter fue después de un encontronazo con Mauro Icardi durante un partido, cuando Osvaldo le reprochó una situación de juego a la vista de todos. ¿Fue así?

-El 80% de las cosas que se dicen, son mentira.

-¿Cómo sigue tu relación con el fútbol, todavía te cuesta entenderlo?

-(Risas) Ahora estoy mejor, entiendo un poquito y todo.

-Te lo pregunto tambien porque en estas horas mucho se dijo de la remera con la que llegó Daniel a Ezeiza, una blanca con una mano abierta mostrando cinco dedos, que muchos lo vieron como una cargada para los hinchas de River por el resultado del último Superclásico de verano.

-No tengo idea, ja, ja. Vi que dijeron algo, pero no entendí bien. Lo que sí te puedo decir es que esa remera se la regalé yo.