Luciana Salazar volvió a ser la chica hot de tapa tras alejarse de Redrado: sus fotos más sexies

La modelo posó para Caras muy provocativa, algo que no hacía durante su romance con el economista, y confesó: “Me grabé en la intimidad pero nunca va a salir al público”. 

El noviazgo de Luciana Salazar (34) con Martín Redrado (53) pareció marcar el fin de las producciones ultra sexies de la modelo, que tan famosa la hicieron al comienzo de su carrera. Durante su romance con el economista, Luli cambió su imagen y en contadas oportunidades volvió a aceptar posar provocativa para las revistas.

"Redrado no me dejó nada, una persona más en mi vida, una historia más… Tal vez podría decir que fue con el único que terminé mal. Eso es lo que recuerdo de él… Se portó muy mal conmigo".

Sin embargo, el año pasado la relación llegó a su fin y, tras varios meses donde se la vio muy afligida, Salazar aceptó volver a posar como la bomba sexy que es. Esta semana, la revista Caras la tiene en su portada con una producción hot que realizó en Villa Carlos Paz, donde protagoniza Casa Fantasma junto a Emilio Disi, Pedro Alfonso y Benjamín Amadeo, entre otros.

Además de las fotos para el infarto, Luciana habló de todo y la conflictiva separación de Redrado no quedó afuera de la charla: “No me dejó nada, una persona más en mi vida, una historia más… Tal vez podría decir que fue con el único que terminé mal, porque tengo una excelente relación con todos mis exnovios. Eso es lo que re cuerdo de él… El se portó muy mal conmigo, con mucha gente que nos rodeaba a los que les pidió ayuda, de su espacio político, con mi papá también. Espero que si es buena persona, se disculpe conmigo el día de mañana. A mí ya no me pasa nada con él”.

“Soy rápida para superar el duelo, a mí lo que más me costó fueron los últimos tiempos en que estuvimos mal, eso fue lo más duro, después la separación fue una decisión mía… Ahí, al que más le costó fue a él. Despegar, soltar. Le costó mucho, de hecho quería seguir intentando todo y fue difícil”, agregó, dejando en claro que habría sido ella quien terminó el noviazgo.

"Me grabé (en la intimidad), pero nunca va a salir al público, siempre fue algo divertido, un juego". 

Luciana también habló sobre las versiones de extrema delgadez: “Lo que me pasó fue que antes de separarme, me agarró una gastritis tremenda que me hizo bajar un kilo y medio, que tal vez en mi cuerpo sea mucho. Estuve internada con suero durante un día, me descompuse mal. Se me repitió al poco tiempo, era un problema nervioso. Fue un año terrible el 2014… fue duro, duro, y el cuerpo te lo trasmite. El kilo y medio lo recuperás fácil, lo que pasó fue que en ese momento no retenía nada en el estómago”.  

Recuperada, Luli piensa en el futuro y confiesa que tiene varios candidatos, aunque no quiere dar nombres.  De lo que sí no le dio pudor hablar es de sus gustos en la intimidad: “Me grabé, pero nunca va a salir al público, siempre fue algo divertido, un juego. Sé lo que tengo que hacer para no tener una sorpresa desagradable. Lo hice con parejas estables, pero nunca lo haría con alguien pasajero o a quien no le tenga confianza”.

La chica hot está de vuelta… y más provocadora que nunca.