Noelia Marzol y el lance de Luis Miguel en una cena íntima: "Me dijo que me iba a llevar a recorrer el mundo e ir a los mejores hoteles"

La panelista de Infama contó cómo fue su encuentro junto al cantante mexicano y su amigo Marley en el Hotel Faena, en noviembre de 2010. ¡Mirá el video!

Con Luis Miguel como eje del comienzo del programa de Infama, escandalosa cancelación de su show en México mediante, Rodrigo Lussich indagó con una de sus panelistas que cuatro años atrás conoció bien de cerca al famoso cantante.

"Cuando Marley me invitó a la cena, pensé: '¿cuántas veces más se me iba a dar la posibilidad de comer con Luis Miguel?' De última, si quiere avanzarme, yo tengo la última decisión. No me gusta como hombre, no me es agradable, es una persona grande. No le doy", dijo Marzol. Y agregó: "Sí, me quiso tirar los perros, es muy seductor".

Noelia Marzol, la mujer en cuestión, recordó cómo fue aquella cena íntima que en noviembre de 2010 compartió junto a la estrella mexicana y Marley. Y los datos son muy curiosos. La bella blonda reveló cómo fue que el entonces conductor de 3, 2, 1, a ganar, donde ella trabajaba como secretaria hot, la participó del meet and greet de lujo con El Sol.

"Me llamó Marley, que es muy amigo de Luis Miguel, y me dijo que cenaba todas las noches con él y ya no sabía de qué hablar, esto fue como hace cuatro años y me preguntó si lo quería acompañar yo que era buena onda, ya que era 'agradable a la vista'. Me pidió que me fuera bien vestida, acorde a la situación. No podía ir de jeans, porque la cena era en el Hotel Faena. De hecho, Marley también fue muy bien vestido".

Para decidirse, Marzol se justificó: "Lo que pensé fue, ¿cuántas veces más se me iba a dar la posibilidad de comer con Luis Miguel? De última, si él quiere avanzarme, yo tengo la última decisión. No me gusta como hombre, no me es agradable, es una persona grande. No le doy a Luis Miguel (…) Me quiso tirar los perros, él es muy seductor. En realidad, toda la cena fue bastante rara. Arrancó a eso de las 20 horas", disparó la actriz de Más respeto que soy tu madre 2.

"Cuando llegamos, bajamos a la cava donde nos esperaba en una mesa enorme para los tres, él sentado solo en la cabecera. Nunca lo nombran a Luis Miguel, siempre es el señor. El indicó que me siente a su derecha y Marley a la izquierda. Había gente de seguridad afuera y nos pidieron que por favor no atendamos llamados, que no revisemos el celular ni escribamos mensajes (…) La comida era muy rica y muy rara, por cierto. Había burbujas de aceites de oliva, muchos pancitos, quesitos. Tenía un reproductor que lleva a todos lados para escuchar música, escuchó música melódica como para ambientar, y lo dejó sobre una mesita que tenía al costado. Tomamos vino, agua y soda para digerirlo. No recuerdo bien el menú", continuó Marzol.

"Luis Miguel me preguntó si tenía pareja y le dije que sí. Le conté que era bailarina, entonces me dijo que siempre quiso bailar tango, así que intenté mostrarle unos pasos, pero no hubo manera. Cuando ya habíamos terminado de cenar, me dijo que me iba a llevar a recorrer el mundo con él, que me iba a llevar a los mejores hoteles. Entonces le dije 'pero qué mejores hoteles, si yo tomo agua del arroyo'. Era un intento de conquista lo suyo..."

"Es muy amable, todo el tiempo nos preguntaba a nosotros cómo venía el programa, cómo estaba Marley, qué hacía. Después, me preguntó a mí a qué me dedicaba, dónde estudié, cómo fue mi vida. Miraba a los ojos cuando hablábamos, se lo notaba interesado. Me preguntó si tenía pareja y le dije que sí (…) Le conté que era bailarina, entonces me dijo que siempre quiso bailar tango, así que intenté mostrarle unos pasos, pero no hubo manera. No bailaba bien, traté de explicarle en serio. Cuando ya habíamos terminado de cenar, me dijo que me iba a llevar a recorrer el mundo con él, que me iba a llevar a los mejores hoteles. Entonces le dije 'pero qué mejores hoteles, si yo tomo agua del arroyo'. Era un intento de conquista lo suyo...", detalló la panelista, quien se crió entre Villa del Parque y la localidad bonaerense de Iriarte, de donde son oriundos sus padres.

Al final, Noelia Marzol contó: "Cuando estábamos comiendo, él se levantó y se fue. Yo me quedé mirando a Marley como diciendo '¿ahora qué hacemos?'. Agarró el grabador y se fue, desapareció por un rato largo. Luego se acercó uno de seguridad y nos dijo que 'el señor esperaba en otro cuarto' (…) Fuimos a la otra habitación con Marley y estaba Luis Miguel tocando el piano. Un mini recital y nos fuimos".

¡Mirá el video con el insólito relato de Noelia Marzol!