Mi mamá cocina mejor que la tuya: la participante que lloró de emoción al pensar que hablaba con Riquelme

La madre retadora se estremeció de alegría cuando Julián Weich saludó por teléfono al falso Román. En realidad, era el magnifico imitador Ariel Tarico. ¡Dale play!

El clima futbolero se apoderó del estudio de Mi mamá cocina mejor que la tuya desde el primer minuto del viernes, cuando Julián Weich hizo una demostración magistral de su habilidad con el balón. La presentación estuvo a tono con la incorporación de Mariana y Tatiana, Las Futboleras, que retaron a las a Francia y Ada, Las Dominicanas.

"No, me muero. ¿En serio? Me muero. Sos mi ídolo, Juan. Le puse Román a mi hijo por vos. Juego como vos, de mediocampista. Te lo juro, muchísimas gracias, nunca pensé que…".

Como pocas, Mariana pudo defender con sus pies lo que aseguraba con su boca, e hizo varios jueguitos mientras su hija cocinaba. Así, la bostera fanática entró en shock cuando el conductor del programa recibió un misterioso llamado sorpresa de parte de un tal Juan Román Riquelme.

Extasiada, la morocha exclamó: "¡No, me muero! ¿En serio? Me muero. ¡Sos mi ídolo, Juan! ¡Le puse Román a mi hijo por vos! Juego como vos, de mediocampista. Te lo juro, muchísimas gracias, nunca pensé que...". Entonces, Julián no pudo resistir más la broma y desistió de herir la sensibilidad de la concursante: "No llores más porque me pongo mal yo. No es Riquelme, era un chiste. Es Ariel Tarico".

Para distender, el genial imitador impostó también la voz del periodista Horacio Pagani, el admirador número uno del exfutbolista. Además, Bárbara Roskinla campeona argentina de Freestyle fútbol, improvisó un picado en escena junto a Julián Weich y Mariana, quien juega a la pelota desde sus tiernos 8 años. Y que, aunque no habló con el verdadero Riquelme, ¡se fue felí!