Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Roberto Funes Ugarte y su crítica feroz a la boda de Paula Chaves y Pedro Alfonso: "Es una mamarrachada, no tienen glamour, ¡dejame de jorobar!"

El periodista se mostró indignado por la "parafernalia" que despertó el casamiento y no ahorró calificativos.

Roberto Funes Ugarte y su crítica feroz a la boda de Paula Chaves y Pedro Alfonso

"Imaginate que voy a dejar un fin de semana mío o un sábado por ir a semejante mamarrachada".

En medio del festejo y la alegría, una crítica feroz. Roberto Funes Ugarte habló de la fiesta de casamiento de Paula Chaves y Pedro Alfonso en el programa La Noche, de C5N, y no ahorró calificativos. Indignado por el revuelo que despertó la boda de PyP, el periodista disparó con munición pesada y tildó al flamante matrimonio como “agua tibia y mate cocido”.

“No fui a cubrir el casamiento. Imaginate que voy a dejar un fin de semana mío o un sábado por ir a semejante mamarrachada”, comenzó picante, y cuando le preguntaron si era la boda del año, perdió la paciencia. “¡Pero por favor, dejame de jorobar!”, se exasperó.

“Todo bien. A Paula la quiero, al otro también… pero tanta parafernalia me parece un papelón. Acá no hay glamour. Muy poca gente en Argentina tiene glamour y ellos no lo tienen. Todo muy lindo pero paremos las rotativas, tampoco se casó Susana Giménez con (Huberto) Roviralta. Se casaron estos dos chicos que sí, ella es una muy linda modelo, el otro chico un asistente de producción. Es un producto de Bailando por un sueño y todo bien, pero tampoco para tanta tapa de revista”, opinó Funes.

Robertito tildó a Paula y Peter de “agua tibia y mate cocido” y aseguró que la fiesta fue toda de canje.

Luego, al enterarse del operativo de seguridad montado por el flamante matrimonio, volvió a la carga. “¿Pusieron vallas para el casamiento de esta chica y el otro? Chicos, en serio. Ella es monísima. Esa historia no me la fumo. Que sean felices, que tengan su niñita. Son chicos bárbaros, tienen una hija divina pero yo como periodista no muevo ni un dedo para cubrirlo”, aseguró y, sobre el final, lanzó su un último dardo y remarcó que la fiesta fue toda de canje.