Miriam Lanzoni y Fantino, un matrimonio moderno: "La evolución con Alejandro será cuando vivamos en casas separadas"

La actriz contó sus deseos de ser madre y el particular modo de crianza que empleará, en caso de tener hogares distintos con su famoso esposo.

“Con Alejandro dormimos en cuartos separados desde que nos casamos, pero ahora creo que la evolución será cuando vivamos en casas separadas. Vamos a construir un pasillo con tres habitaciones, y del otro lado estará la casa de Alejandro”.

Tras ocho años de matrimonio, Alejandro Fantino y Miriam Lanzoni parecen haber encontrado el secreto para mantener viva la llama de la pasión.

Respetar los espacios de cada uno resulta fundamental para la pareja: “Todos los hombres tienen la fantasía de encontrar una mujer que no les haga escenas por cualquier cosa, pero cuando la tienen, no la quieren. Los hombres no se animan a vivir con una mujer independiente. Por suerte, Alejandro no es limitado, ni un incapacitado emocional”, aseguró la protagonista de Algunas mujeres a las que le cagué la vida, en una extensa entrevista con la revista Gente.

Un dato muy particular de su matrimonio es que duermen en camas separadas y planean vivir en distintas casas: “Con Alejandro dormimos en cuartos separados desde que nos casamos, pero ahora creo que la evolución va a estar cuando terminemos de vivir en casas separadas. No sólo vamos a dormir en cuartos separados, sino que vamos a construir un pasillo con tres habitaciones, y del otro lado estará la casa de Alejandro”, contó la actriz.

"No sólo quiero hijos biológicos, también quiero adoptar, pero no me parece que adoptar en la Argentina es muy complicado todavía, y tardan muchos años en darte un hijo. Por eso vamos a adoptar en el exterior".

Tanto Miriam como Alejandro han contado sus ganas de ser padres, por lo que el periodista le preguntó cómo “buscan” el bebé estando tan lejos: “Nosotros nos encontramos cuando está el deseo. Y es verdad, ahora estamos muy cerca de nuestro primer hijo. Quiero disfrutar del embarazo y de cada momento de mi bebé. No soy de esas mujeres a las que les importa si su cuerpo muta. Igual, no sólo quiero hijos biológicos, también quiero adoptar, pero no me parece que adoptar en la Argentina es muy complicado todavía, y tardan muchos años en darte un hijo. Por eso vamos a adoptar en el exterior”, reveló Lanzoni.

Entonces, ¿cómo van a hacer al vivir en casas separadas cuando el bebé llore por las noches? La respuesta de la actriz vuelve a sorprender: “Sí, ya está todo hablado: durante el día lo amamantaré, le pondré el cuerpo, pero dormirá en la casa de Alejandro porque yo también voy a necesitar dormir”. ¡Mirá vos!