La emotiva historia del Cuba de ShowMatch: "A mi hijo le dije que iba a regresar en un mes y estuve 8 años sin verlo"

El peluquero de Ideas del Sur perdió el anonimato y se convirtió en una de las figuras del Bailando por su talento y por su conmovedora vida.

Emotiva historia de El Cuba de ShowMatch (Foto: Paparazzi y Web)
Emotiva historia de El Cuba de ShowMatch (Foto: Paparazzi y Web)

Sixto Javier Valdes Scull, popularmente conocido como El Cuba de ShowMatch, dejó de ser simplemente el peluquero de los famosos del Bailando para ser una de las figuras del certamen, irrumpiendo en la pista con una conmovedora historia de vida que hizo lagrimear al propio Marcelo Tinelli.

"Yo estaba separado y mi hijo vivía con su mamá. Él era chico y yo, desde mi egoísmo, pensé que no le iba a afectar tanto que me fuera. Le dije que iba a regresar en un mes, pero estuve 8 años sin verlo".

Radicado hace 16 años en nuestro país, El Cuba relató el motivo de su partida de su tierra natal: "Me fui de Cuba en 1998 porque quería conocer algo nuevo, quería descubrir qué pasaba en el mundo. Argentina era el único país que les daba visa a los cubanos…Cuando empecé a caminar por aquí, decidí quedarme", dijo en nota con la revista Paparazzi.

Pero su viaje lo emprendió sólo, dejando a su hijo de 8 años en Cuba. "Yo estaba separado y mi hijo vivía con su mamá. Fue muy difícil, sabía que al tomar esta decisión iba a tener que pagar un precio. Él era chico y yo, desde mi egoísmo, pensé que no le iba a afectar tanto. Le dije que iba a regresar en un mes, pero estuve 8 años sin verlo".

Su larga separación también tuvo su explicación: "En Cuba te daban un permiso de un año para estar afuera y, todos los meses, había que pagar para renovarlo. Yo no tenía la plata suficiente para pagar las renovaciones. El año pasó y me convertí en un exiliado".

"Cuando nos reencontramos, el abrazo que nos dimos fue eterno".

"Cuando me despedí de él me agaché para darle un beso y cuando nos reencontramos tuve que inclinar la cabeza hacia arriba porque ya estaba grande. El abrazo que nos dimos fue eterno. Dos años después se vino a vivir conmigo", concluyó.

Su esfuerzo fue recomenzando y hoy El Cuba se trasformó en uno de los personajes revelación del Bailando, aceptado por el público y por sus compañeros.