Alfredo Cahe, médico de Cacho Castaña: "Es tremendo lo que viene sufriendo. No se lo deseamos a nadie"

El profesional habló con el programa radial de Guillermo Blanc sobre la salud del artista, tras ser operado de la columna.

Preocupa la salud de Cacho Castaña (Foto: Web)
Preocupa la salud de Cacho Castaña (Foto: Web)

El miércoles 18 de septiembre Cacho Castaña se dirigió a la clínica FLENI para realizarse chequeos en su columna porque padecía fuertes dolores. Allí le descubrieron un problema en sus vértebras y, al día siguiente, fue operado.

"Descubrimos tres aplastamientos de la columna y el aplastamiento era importante porque aplastaba los nervios y provocaba intenso dolor. Se le reconstruyó la vértebra".

Alfredo Cahe, médico del cantante, habló al respecto: "Descubrimos tres aplastamientos de la columna y el aplastamiento era importante porque aplastaba los nervios y provocaba intenso dolor. Cuando se descomprimió, la intervención fue exitosa, gracias a gente de mucha pericia (…) No fue la operación tradicional, se le reconstruyó la vértebra, se la reparó inyectando sustancias", dijo en diálogo con Guillermo Blanc en el ciclo Cartelera 1030 de Radio del Plata.

La primera etapa fue superada, pero los controles médicos y la rehabilitación será paulatina: "Ahora le vamos a dar un alta, no definitiva, para que se vaya a la casa y lo seguiremos estudiando. Aún no puede caminar, hay que esperar la rehabilitación y un montón de cosas. No digo que las lesiones fueron gravísimas, pero comprimían nervios importantes".

"Es tremendo lo que viene sufriendo Cacho este año no se lo deseamos a nadie y, desde el punto médico, no se ve frecuentemente".

Luego, dejando de lado lo estrictamente profesional, Cahe habló como amigo de Castaña y asumió que este 2014 fue un año difícil para el cantante porque que sufrió mucho.

"Es tremendo lo que viene sufriendo Cacho este año no se lo deseamos a nadie y, desde el punto médico, no se ve frecuentemente. Esperemos que esta mala racha, con tres internaciones, ya va a parar", finalizó.

¡Fuerza, Cacho!