La muerte de Robin Williams: crece la "maldición" del jugador Aaron Ramsey

El fallecimiento del actor fue relacionado inmediatamente con el futbolista galés que juega en el Arsenal, Inglaterra. ¿Cada vez que mete un gol, una personalidad famosa muere?

La muerte de Robin Williams: crece la "maldición" del jugador Aaron Ramsey. (Foto: Web)
La muerte de Robin Williams: crece la "maldición" del jugador Aaron Ramsey. (Foto: Web)

La muerte de Robin Williams conmociona al mundo y más allá de lo que significa esta pérdida terrible, varios medios internacionales relacionaron su fallecimiento con la -ya conocida- “maldición” de Aaron Ramsey, el jugador del Arsenal de Inglaterra.

Cada vez que el futbolista galés mete un gol, muere un personaje famoso. El pasado domingo, en el Estadio de Wembley el Arsenal derrotó al Manchester City en la final de la Community Shield por 3 a 0. El mediocampista anotó el segundo gol y un día después se conoce la terrible noticia de la muerte de Williams.

Pero esta “maldición” no es nueva, comenzó en el año 2011 cuando Aaron marcó un gol al Manchester United y al día siguiente, Estados Unidos anunció la muerte de Osama Bin Laden.

El 5 de octubre de 2011 murió Steve Jobs, el fundador de Apple. Tres días antes, Ramsey anotó frente al Tottenham.

El 20 de octubre de 2011 falleció el dictador Muamar el Gadafi: el 19 de octubre, el galés había vencido al arquero anotando el gol que le dio la victoria al Arsenal en Francia ante el Olympique de Marsella, por la Champions League.

El 11 de febrero de 2012, el jugador “gunner” volvió a hacer lo suyo ante el Sunderland. A las pocas horas el mundo quedó conmocionado por la muerte de Whitney Houston.

El 21 de marzo de 2013, Ramsey marcó otro tanto y al día siguiente murió el pianista Bebo Valdés.

El 16 de mayo de 2013, el mediocampista anota frente al Wigan Athletic, y... sí, el 17 muere el represor argentino Jorge Rafael Videla y llega a las planas internaciones.

Era 18 de septiembre, la “maldición” coincidió ese mismo día con el fallecimiento del ex boxeador Ken Norton.

El 30 de noviembre del 2013, Paul Walker murió en un trágico accidente de auto –su amigo también falleció- y ese mismo día, el jugador hizo dos goles en la Premier League frente al Cardiff City.

Una tenebrosa superstición que suma tragedias...