Jennifer Aniston develó cuál es su peso actual y cuánto quiere pesar

A sus 45 años, la actriz se ve radiante y con una figura envidiable. A pesar de estar divina, la ex Friends aseguró que no le gusta a su cuerpo. Qué le queda al resto de las mortales, ¿no?

Jennifer Aniston develó cuál es su peso actual y cuánto quiere pesar. (Foto: Web)
Jennifer Aniston develó cuál es su peso actual y cuánto quiere pesar. (Foto: Web)

Hasta las mujeres más bellas del planeta tienen sus complejos con sus cuerpos. Pero viendo algunas celebrities de Hollywood “quejarse” por algunos kilos demás cuando están esplénidas, hacen que el resto de las mortales se sientan peor.

“En estos días estoy siendo más delicada, me encantaría perder cinco libras (alrededor de tres kilos). Ahí es justo donde siempre he estado muy a gusto, alrededor de 110 a 113 libras (51-52 kilos). Pero es más difícil de conseguir bajar a esta edad”, dijo Jen.

Jennifer Aniston es dueña de uno de los cuerpos más venerados por los hombres y envidiados por las mujeres. A sus 45 años está mejor que a los 20, pero así y todo no está feliz con su peso actual.

Como toda mujer, la ex Friends vive a dieta, pero la rompió al comer un panecillo mientras era entrevistada por Yahoo! Beauty. “Por lo general como pan los fines de semana, pero en realidad, mi cuerpo no ama los carbohidratos”, dijo Jen. Y añadió: “En estos días estoy siendo más delicada, me encantaría perder cinco libras (alrededor de tres kilos). Ahí es justo donde siempre he estado muy a gusto, alrededor de 110 a 113 libras (51-52 kilos). Pero es más difícil de conseguir bajar a esta edad”.

También habló de las cirugías y es algo de lo que está totalmente en contra, aunque reconoce que “está esa presión en Hollywood para ser eterna”. Pero no quiere saber nada con entrar al quirófano y se refirió a sus colegas, quienes sí se han hecho algo: “Ellas están tratando de detener el reloj y lo único que puedes ver es una persona insegura que no quiere asumir su edad. También tengo un novio (Justin Theroux) que me pondría una pistola en la cabeza si me toco el rostro de alguna manera”.

¡Y tiene razón!