Jorge Rial continúa la batalla con su ex por sus hijas: "Hay una historia de violencia que nadie conoce"

El conductor habló en radio y Twitter del conflicto que mantiene con Silvia D´Auro luego de que ella cuestionara en la Justicia cómo cría a Morena y Rocío

"Un día ellas van a contar la verdad. Ahora estamos reparando lo que tu maldad destruyó. Pero juntos desde el amor. Y eso es indestructible".

Un nuevo capítulo tiene lugar en la larga (y dura) disputa que mantiene Jorge Rial con Silvia D'Auro y que gira alrededor de la crianza de sus hijas, Rocío y Morena. La ex mujer del conductor se presentó en la Justicia para contestar un pedido de él sobre fotos de la infancia de las chicas que tiene en su poder. Como respuesta, ella acusó al periodista de alentar la falta de contacto de la madre con sus hijas y denunció irregularidades en la crianza.

Primero, Rial le dedicó un fuerte monólogo a su ex en Intrusos y luego descargó su bronca en Twitter: “Estela de Carlotto encontró a su nieto. Un triunfo de la tenacidad y el amor. Mientras unos buscan otros abandonan. Es cuestión de elección”, aseguró haciendo referencia también al hecho histórico de que la Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo encontró finalmente a su nieto, Guido.

Luego, agregó sin mencionar a su ex: “Un día ellas van a contar la verdad. Ahora estamos reparando lo que tu maldad destruyó. Pero juntos desde el amor. Y eso es indestructible”, mensaje que Morena retuiteó en su cuenta de la red social. El miércoles Jorge continuó con su catarsis 2.0: “¡Buenas! Otra vez de pie para encarar un nuevo día. Pese a todo. Que no es poco. Qué bueno levantarse y enterarse que tu hija se sacó un 8 y un 10. No lo vi en ningún escrito judicial. Claro. Hace dos años que se borró…”.

"Es muy duro ver a una hija que ayer me pedía que nos vayamos del país". 

En diálogo con Oscar González Oro durante el pase de Radio La Red, donde conduce Ciudad Goti-K, Rial se mostró muy conmovido al hablar del tema: “Mis hijas y yo somos los únicos que sabemos lo que pasamos. Duele. Pero somos muy fuertes. Ahora estamos organizando el cumpleaños de 15. No hay una sola foto, están en otro lugar y no están. Estamos tratando de reconstruir ese pasado y eso enoja. Lo vamos a reconstruir igual”.

En uno de los pasajes más intensos de la charla, el periodista reveló que una de sus hijas le pidió irse del país: “Es muy duro ver a una hija que ayer me pedía que nos vayamos del país. Es muy duro eso. La herida que producen algunos y no tienen idea. Lo peor es que es gente que supuestamente las amaba”.

Gonzalez Oro le dijo: "Odio ir a Tribunales pero si necesitás un testigo y que yo vaya para dar fe de lo que he visto, voy".

“El nuestro es un vínculo irrompible, no hay manera de romperlo ni con estupideces, ni con escritos, ni con mentiras. Lo peor de todo es exponer a un hijo de la manera en que se las expuso. Es lo peor… y sin saber. No quiero seguir hablando porque me voy a enojar. Que lo maneje en la Justicia. Yo creo que en algún lado se tiene que pagar esto”, agregó visiblemente movilizado.

Entonces, su amigo Gonzalez Oro le dijo: “Odio ir a Tribunales pero si necesitás un testigo y que yo vaya para dar fe de lo que he visto, voy”. Rial le agradeció y disparó otra frase lapidaria, quizá la más fuerte de todas: “Gracias, fueron muchos los que me llamaron para decirme eso y para contar la otra historia que nadie sabe, una historia de violencia que nadie conoce”.