Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Silvina Luna y su confesión más valiente: "Tengo que limpiar de mi cuerpo sustancias tóxicas que recibí al operarme con Lotocki"

Desde el Hospital Italiano, donde se recupera de una grave insuficiencia renal, habló con Intrusos sobre la polémica intervención quirúrgica a la que se sometió años atrás.

Silvina Luna contó que se operó con Lotocki y sus problemas de salud: "Tengo que limpiar de mi cuerpo ciertas circunstancias tóxicas que recibí"

Después de años de especulaciones, desmentidas y rumores, Silvina Luna decidió hablar de su salud claramente y sin temor. Desde el Hospital Italiano, donde está siendo tratada por cólicos renales, la modelo habló telefónicamente con Intrusos y explicó el motivo que derivó en su internación, por la que tuvo que ser operada de urgencia en medio de un estado de gravedad.

"Cuando era más chica, decidí hacerme una intervención para mejorar aún más mi apariencia. Lamentablemente, deposité mi confianza en la palabra y la supuesta experiencia de un médico reconocido mediáticamente".

Silvina contó que años atrás se sometió a una intervención quirúrgica que puso en riesgo su salud (no quiso aclarar qué parte de su cuerpo fue, pero fuentes médicas hablan de un problema tras una cirugía en sus glúteos) y quiso transmitir su experiencia a todas aquellas mujeres que analizan hacer algo similar. Aquí, los fragmentos más salientes de su testimonio:

-“Se están diciendo muchas cosas en el medio sobre mi salud que no son ciertas y lo importante es que estoy bien, estoy fuera de peligro. Nunca estuve entubada ni me tuve que hacer diálisis, nada se me ha corrido por el cuerpo ni tengo implantes, como se ha dicho”.

-“Pero sí me siento en el compromiso de explicar qué es lo que me está pasando. Lo escribí hace un ratito y lo quiero leer. Hace unos años atrás mi trabajo estaba muy ligado a la imagen, lamentablemente vivimos en un mundo que sobreexige a las mujeres para que cumplamos ciertos estereotipos ficticios y en los medios la presión es mucho más fuerte. Hoy en día veo todo con más claridad porque crecí y no vivo sólo de mi imagen. Tengo la posibilidad de elegir una vida mucho más sana y natural”.

-"Pero cuando era más chica, que era otro momento de mi vida, decidí hacerme una intervención para mejorar aún más mi apariencia. Lamentablemente, deposité mi confianza en la palabra y la supuesta experiencia de un médico reconocido mediáticamente. Como mujer y persona pública, me siento en la obligación de contar mi experiencia para ayudar a otras chicas que buscando parecerse ‘a la de la tele’ deciden con ligereza hacerse cirugías sin reparar en qué consiste el tratamiento que les ofrecen ni la calidad del profesional".

-“Sí quiero decirles que gracias a un grupo de especialistas, con mi doctor de cabecera, están haciendo un tratamiento, que lo comenzaron a tiempo. Gracias a ellos pudimos descubrir la negligencia de quien me operó. Hoy estoy bien, simplemente tengo que controlarme para terminar de limpiar de mi cuerpo ciertas circunstancias tóxicas que recibí”.

- “Creo que soy un referente para muchas mujeres, para madres de chicas que quieren hacerse estas cosas, que quieren ser un estereotipo. Y lo mejor es lo natural. Si uno se quiere hacer algo, tiene que consultar, preguntar, hay que analizarlo mil veces. Cuando me operé, pensé que estaba haciendo algo legal e inofensivo para mi salud, nunca pensé que podía llegar a tener algún tipo de problema”.

-¿Estás haciendo acciones legales? “Por ahora, prefiero contar mi experiencia personal.  Lo importante es la salud, después se verán otros temas”.

-¿Quién es el médico que te practicó esa operación? “(Aníbal) Lotocki”.

-¿Quien te inyectó esta sustancia tóxica habría sido Lotocki? “No sé, yo me operé con él, eso lo están analizando los médicos que me están tratando”.

-“Estoy un poco molesta, pero ya me están pasando a una sala normal. Me tuvieron acá en una terapia intermedia pero porque no había lugar. Fue muy repentino, el jueves 17 viajé a Las Leñas, estuve haciendo deportes con una molestia en la panza. El lunes o martes vine al médico, me hizo una ecografía y ahí me salió que tenía una piedrita en el lado izquierdo y otra en el lado derecho. Es bastante doloroso, están viendo cómo hacer para sacármelas sin que lastime ni me provoque dolor”.

"Gracias a mis médicos pudimos descubrir la negligencia de quien me operó. Hoy, estoy bien, simplemente tengo que controlarme para terminar de limpiar de mi cuerpo ciertas sustancias tóxicas que recibí".

-¿Qué dolores empezás a sentir? “Dolores abdominales, que tienen que ver con lo renal. De afuera está todo bien, estéticamente no tengo ningún problema, es todo interno. Antes había sido una molestia, pero no había llegado al extremo de tener que venir acá y tratarlo. Había sido algo pasajero.  Por suerte, ya está controlado y tengo tranquilidad porque estoy con un grupo de médicos en los que confío”.

-¿Fuiste a hablar con Lotocki cuando te empezó a pasar esto? “No, preferí escuchar y quedarme al lado de mi médico de cabecera, al que le tengo total confianza y con el grupo de médicos del Hospital Italiano, que es excelente. Por suerte el lunes ya voy a estar en mi casa”.

-¿Estas sustancias toxicas se pueden eliminar? “Esperemos que sí”.

-¿Es metacrilato? "No se sabe, no sabría decirte".

-¿Cuándo fue la operación? "Hace más o menos tres o cuatro años".

-"Quería dar mi palabra para que se queden tranquilos y para dar este mensaje a muchas chicas que tienen ganas de hacerse eso, y que sepan que están corriendo mucho peligro. Da bronca porque te preguntás ¿con qué necesidad? Siempre fui una chica flaca, con -dentro de todo- un buen cuerpo. Era otro momento de mi vida, por ahí buscando la perfección que no existe, me embalé en algo que jamás pensé que podía terminar en algo así. Creí también en la palabra de un médico, de un profesional".