Natalie, Pablo y Elba, los finalistas de MasterChef: sus historias de vida

El reality de Telefe define su gran ganador made in 2014 (prometen más ediciones el próximo año). La revista Gente reunió al podio finalista y develó detalles desconocidos de ellos.

Elba: "Me anoté porque todos me decían que cocino muy rico y que con lo que tengo en la heladera hago maravillas.Creo que llegué a la final porque siempre le puse el corazón a mi cocina".

Se anotaron 5500 cocineros amateurs, primero fueron seleccionados 300, luego la lista se redujo a 50 hasta que quedaron los 16 que competirían codo a codo en la cocina y hoy el exitoso reality MasterChef tiene a sus tres finalistas: Elba Rodríguez, Pablo Fekete y Natalie Neuberger.

El largo camino que debieron recorrer los tres llega a su punto cúlmine este domingo, momento de la gran final del programa que conduce Mariano Peluffo en Telefe. El ganador obtendrá 250 mil pesos en efectivo, la publicación de un libro con sus recetas y una beca de un año en la escuela de cocina de Mause Sebess.

¿Quiénes son los tres finalistas de una de las sorpresas televisivas del año? La revista Gente los reunió para una extensa entrevista, donde cada uno mostró su personalidad, bien distinta a la de sus competidores.

Elba Rodríguez, definida como la más introvertida, tiene 23 años, es soltera, cursa el último año de la Licenciatura en Enfermería en la Universidad Nacional de Lanús y trabaja como administrativa en la Unidad de Pronta Atención 2 de Avellaneda. Vive en Lomas de Zamora, tiene dos hermanos mayores llamados Sergio y Noemí. A pesar de que la joven nunca pudo viajar a Bolivia para conocer a la familia de sus padres (Ceferino y Margarita), la sopa de maní que le preparaba su madre y que ella reprodujo en el programa, fue un éxito rotundo en la competencia.

Pablo: "El programa es lo más divertido que me pasó en mucho tiempo y por eso digo: yo entré primero y quiero ser el último en irme".

“Me anoté porque todos me decían que cocino muy rico y que con lo que tengo en la heladera hago maravillas. Pero yo me sentía muy insegura, porque creía que no estaba a la altura de MasterChef. Mi familia me insistió y me animé. Por eso, cuando Donato me entregó la cuchara pensé: ‘¡Guau! ¿Cómo puede ser que tenga una oportunidad en algo tan grande, seleccionada ante tantas personas? Creo que llegué a la final porque siempre le puse el corazón a mi cocina”, le dijo Elba a la revista sobre esta experiencia culinaria única.

Por su parte, Pablo Fekete fue señalado en las redes sociales como el más “estratega” de la competencia. Tiene 27 años, es soltero, es abogado especializado en Derecho Financiero y Bancario. Trabaja en el estudio Pérez Alati, Grondona, Benites Ansten & Martínez de Hoz (h). Vive con sus padres, Jorge y Graciela, y su hermana Eliana. Tiene un hermano mayor, Esteban, que también es abogado. 

Fekete llamó la atención de los televidentes desde el arranque ya que la primera vez que debió cocinar frente al jurado, lo hizo con su mamá a su lado: “Lo hice porque ella me enseñó a cocinar… En mi casa había un poco de tira y afloje por lo que significa entrar en un mundo que no es el que ellos hubieran deseado para mí. Quise agradecerle mostrándole lo que puedo hacer ante un jurado de expertos, cocinando a otro nivel. El programa es lo más divertido que me pasó en mucho tiempo y por eso digo: yo entré primero y quiero ser el último en irme”, aseguró, confiado.

Natalie: "El programa me devolvió una intensidad que yo sentía que había perdido". 

La última finalista es Natalie Neuberger, a quien describen como segura y temperamental. Tiene 42 años, está casada, tiene dos hijos, es diseñadora gráfica y docente. Tuvo su estudio, trabajó en la empresa familiar y luego de veinte años en su profesión quiere concretar un emprendimiento gastronómico.

Para Natalie, el programa significó un vuelco total en su vida y un cambio de rumbo rotundo: “La cocina me enciente, me da mucho goce y la disfruto muchísimo. El programa me devolvió una intensidad que yo sentía que había perdido. Me permitió encontrarme con algo y darme cuenta de qué es lo que realmente me gusta”.

Difícil tarea la del jurado compuesto por Christophe Krywonis, Donato De Santis y Germán Martitegui de elegir entre estos tres cocineros pero sólo uno de ellos se consagrará como el primer ganador de la versión argentina de MasterChef.