Ciudad Magazine

Notas Top

Eliana Guercio negó estar enfrentada con sus compatriotas "botineras": "Son todas divinas, Antonella jamás me puteó"

La mujer del arquero Sergio Romero desmintió un supuesto entredicho con la esposa de Messi y con sus compañeras.

Eliana Guercio negó estar enfrentada con sus compatriotas "botineras": "Son todas divinas; Antonella jamás me puteó"

"Con las chicas me llevo divino, son todas divina. Todas me saludan, a todas las beso y las abrazo. Antonella jamás me puteó, me llevo divino y es hermosa"

Eliana Guercio se convirtió en una de las mujeres argentinas protagonistas del Mundial en Brasil, no sólo por ser la mujer de Sergio "Chiquito" Romero, tildado como "héroe" en el último partido de la Selección ante Holanda, sino por los piropos que le propinó Rihanna a su marido a través de Twitter.

Pero no todo es color de rosa, la ex vedette se sintió en la obligación de aclarar que no mantiene diferencias ni enojos con el resto de las "botineras" que acompañan a sus maridos en la Copa del Mundo.

"Con las chicas me llevo divino, son todas divinas. Todas me saludan, a todas las beso y las abrazo. Con la familia del Kun me llevo hermoso, la mamá me ayuda con las nenas. ¡No revendo entradas!", enumeró Guercio en Desayuno Americano ante los rumores de hostilidad con sus compañeras.

Sobre la mujer de Lionel Messi también opinó y aseguró que entre ellas está todo bien, echando por tierra la versión que afirmaba que le habría dicho "negra" a la rosarina. "Antonella jamás me puteó, me llevo divino, es hermosa".

Sobre la actuación de Romero: "Esto es una felicidad enorme. Yo lo veía muy seguro: él se golpeaba el pecho", dijo.

Saliendo del conflicto, la mujer de Romero se mostró terriblemente conmovida por la actuación de su marido en el enfrentamiento de Argentina contra Holanda: fueron a penales y el arquero se lució. "Esto es una felicidad enorme. Yo lo veía muy seguro: él se golpeaba el pecho", pronunció con los ojos llenos de lágrimas ante el micrófono de TN.

En medio de la vorágine del festejo, "Chiquito", desde el césped del estadio, le dedicó el triunfo a Eliana y a sus hijas: "Eli, Jaz, Chloe, las amo", rezaba la remera.

Tema aclarado.