La terrible confesión de Pamela Anderson: "Fui violada a los 12 años" - Ciudad Magazine

La terrible confesión de Pamela Anderson: "Fui violada a los 12 años"

La actriz realizó un discurso conmovedor en el que relató cómo fue su infeliz infancia ya que fue víctima de violencia sexual en su niñez y adolescencia.

La terrible confesión de Pamela Anderson: "Fui violada a los 12 años". (Foto: Web)

Pamela Anderson (46) abrió su alma y su corazón el fin de semana pasado cuando reveló sus recuerdos más dolorosos, en el marco de un evento benéfico que se celebró en Cannes, durante la presentación de su organización en defensa de los animales “Pamela Anderson Foundation”.

"No tuve una infancia fácil, una niñera abusó sexualmente de mí a los seis años", recordó Pamela Anderson.

La ex Baywatch reveló que cuando recién entraba a la adolescencia sufrió abusos y que aquella terrible experiencia la llevó a pensar incluso en suicidarse.

“Ahora siento que puede ser el momento de revelar algunos de mis más dolorosos recuerdos. Bajo el riesgo de exponerme, de nuevo, o ser inoportuna, creo que podría compartir con ustedes por qué estoy haciendo esto", comenzó diciendo la actriz.

"No tuve una infancia fácil, una niñera abusó sexualmente de mí a los seis años", recordó. Y luego contó otra experiencia terrible que debió vivir seis años más tarde: "Fui a la casa del novio de una amiga y su hermano mayor decidió enseñarme a jugar al backgammon, lo que llevó a un masaje en la espalda, lo que llevó a una violación: mi primera experiencia heterosexual. Él tenía 25 años y yo 12".

"Quería desaparecer de la tierra. No estaba segura de por qué estaba viva. Mis padres intentaron protegerme, pero para mí el mundo no era un lugar seguro", añadió.

Pero una de las mujeres más lindas de la historia relató detalles más escabrosos de su vida sexual y aseguró que también fue violada, en otra oportunidad, por su primer novio y sus amigos. "Decidió que sería divertido violarme en grupo con seis amigos. Quería desaparecer de la tierra".

"Todo esto significa que me costó confiar en la gente. No estaba segura de por qué estaba viva. Mis padres intentaron protegerme, pero para mí el mundo no era un lugar seguro. Mi padre era un alcohólico, mi madre tenía dos trabajos, mi madre estaba siempre llorando y mi padre nunca estaba en casa", añadió Pamela.

TE PUEDE INTERESAR