Guillermo Andino y Carolina Prat se tatuaron el yin y el yang como símbolo de su amor

El periodista y su esposa sorprendieron al marcar su piel para celebrar trece años ininterrumpidos de amor. ¡Mirá las fotos de Pronto!

Guillermo Andino y Carolina Prat, tatuados y enamorados en Punta del Este (Fotos: Pronto).
Guillermo Andino y Carolina Prat, tatuados y enamorados en Punta del Este (Fotos: Pronto).

Cualquiera podría decir, sin equivocarse, que Guillermo Andino (43) y Carolina Prat (39) conforman una pareja “clásica”: siempre correctos y elegantes han formado una bella familia junto a sus dos hijas Victoria (6) y Sofía (13). Dueños de un bajo perfil, no suelen dar la nota…

Por eso, sorprendieron a todos durante sus últimas vacaciones en Punta del Este, donde lucieron sus flamantes tatuajes. Ambos inmortalizaron en sus brazos el símbolo del yin y el yang para celebrar trece años amor.

Guillermo: "Me gusta el yin y el yang que somos cuando estamos juntos. De hecho, decidimos tatuarnos el yin y el yang en nuestro brazo porque nos identificamos mucho con el concepto".

El yin y el yang son dos conceptos del taoísmo que exponen la dualidad de lo existente en el universo: presenta las dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas.

Justamente, Guillermo y Carolina quisieron marcar a fuego en su piel el equilibrio que existe en la pareja y que el periodista le reveló a la revista Pronto: “Me gusta el yin y el yang que somos cuando estamos juntos. De hecho, decidimos tatuarnos el yin y el yang en nuestro brazo porque nos identificamos mucho con el concepto”.

“Caro le aporta a la pareja la parte artística, es mi cable a tierra. Es cero materialista, jamás la vas a escuchar hablando de guita, tiene otros valores. Siempre decimos que podríamos vivir debajo de un puente y ser completamente felices. Cuando la vi, dije: “Quiero que mis hijos tengan la cara de ella”. No me había pasado nunca antes y fue una señal: la vi y la elegí para que fuera la madre de mis hijas”, contó, enamoradísimo a la publicación.