La escandalosa interna de Miranda

Ego, dinero, e inquietudes artísticas fueron algunos de los condimentos de la mutación de la banda más exitosa de la década. Las diferencias de los distintos integrantes fueron insalvables y convirtieron a Miranda en un dúo. Por Angel de Brito.

La escandalosa interna de Miranda. (Foto: Web)
La escandalosa interna de Miranda. (Foto: Web)

"Muchísimas gracias a todos por los mensajes de aguante. Tengo el mejor trabajo del mundo en este momento, y en este caso no puedo estar más feliz y contenta con quienes me toca trabajar, un fuego total! No es un laburo más, es pura pasión y un gustazo. ¡GRACIAS!", escribió Anuk Sforza, el reemplazo de Lolo Fuentes, que terminó su participación en el grupo Miranda en octubre, en el Personal Fest.

Entre los reclamos de Sergi a Lolo, figuran el poco profesionalismo de no presentarse a tocar, y el “achanche musical”. Alejandro Sergi tiene un sorprendente despliegue como tecladista y DJ.

Sin embargo, la crónica anunciada de la disolución de la banda había comenzado mucho antes. La historia es muy similar a la de otras divisiones: comenzaron como un grupo de amigos que se juntaron por afinidad musical, pero el ego, las inquietudes individuales, la fama y el dinero terminaron separándolos.

Miranda! oficialmente se forma en el cumpleaños número 29 de su guitarrista, Lolo. Su primer álbum fue grabado en el departamento de Alejandro Sergi, pero posteriormente fueron regrabadas en un estudio de grabación. La historia cuenta que Alejandro Gustavo Sergi Galante logró destacarse en estos años por su inconfundible falsete y por su gran talento como compositor DJ y guitarrista (ocasional). 

Sin dudas, fue quien llevo a la banda a la cima, y quizás quien terminó convirtiendo a la banda de amigos en un dúo con un grupo detrás. De hecho, tras la salida del famoso Lolo, la cuarta pata del grupo “Monoto” también es ignorado en la nueva gráfica. En el camino a convertirse en músicos masivos la historia era otra. Las primeras apariciones televisivas en los almuerzos de Mirtha Legrand o el programa de Susana Giménez, eran con todo el grupo en su conjunto, mas luego sólo empezaron a brillar Sergi y Juliana Gattas, como ocurrió cuando fueron jurados del reality La Voz.

Aunque como banda cobraban cachets equitativos, la diferencia económica que hizo Sergi individualmente, también afectaba al resto. Como los momentos mediáticos junto a la explosiva Andrea Rincón.

En estos últimos años, las ambiciones musicales y económicas y artísticas fueron dinamitando la amistad, y la música se convirtió en un trabajo y un buen negocio. Sergi no sólo encaró trabajos televisivos, participaciones musicales solistas (con Luciano Pereyra, Julieta Venegas, Emanuel Horvilleaur, Alex Ubago, Marcelo Moura, tele en La Voz y Tu cara me suena, cine en Miss Tacuarembó, teatro con Y un día Nico se fue), sino también momentos mediáticos junto a la explosiva Andrea Rincón. Y aunque como banda cobraban cachets equitativos, la diferencia económica que hizo Sergi individualmente, también afectaba al resto. La tele, el cine, el teatro y los derechos de autor, marcaron una diferencia financiera importantísima.

Entre los reclamos de Sergi a Lolo, figuran el poco profesionalismo de no presentarse a tocar, y el “achanche musical”. El vocalista siempre fue un estudioso obsesivo y empezó a estudiar guitarra desde el jardín de infantes, mientras que Fuentes se perfeccionó a partir de los primeros hits de la banda, y luego no habría avanzado. Además de gran habilidad como cantante, Alejandro Sergi tiene un sorprendente despliegue como tecladista y DJ, siendo él quien compuso gran parte de la melodía de las canciones de Miranda!, después de la partida de Bruno de Vincenti.

Por su parte, Lolo Fuentes partió hacia México, diciendo: "Por razones laborales y porque el alma ya no me da más. Estoy muy agradecido y la verdad que es como cuando las parejas deciden separarse. Los motivos quedan adentro de las parejas y queda medio feo sacar los trapitos al sol". 

Ahora, ya no suena la famosa “guitarra de Lolo” («Don», el mayor hit), escrito por Sergi: tras los conflictos con el guitarrista no volvieron a entonarla. Por su parte, Lolo Fuentes partió hacia México, diciendo: "Por razones laborales y porque el alma ya no me da más. Estoy muy agradecido y la verdad que es como cuando las parejas deciden separarse. Los motivos quedan adentro de las parejas y queda medio feo sacar los trapitos al sol. Y yo le diría a la gente que, aunque no lo veamos, el Lolo siempre está, y jamás deje de tocar salvo por la enfermedad justificada”. 

"Hace un tiempo largo que veníamos con problemas y teníamos una relación tirante. Es verdad que no resultaba: me sentía un estafador con la gente. Queríamos transmitir buena onda y alegría y ya no pasaba en el escenario", reconoció Fuentes. "Hubo cosas que me molestaron mucho y fueron empeorando cada vez más. No presentarte a tocar es serio... ya con eso estamos mal", dijo Sergi.

Fue así que, tras una prolífica y exitosa discografía (Es mentira, Sin restricciones, En vivo sin restricciones!, Quereme, El disco de tu corazón, El templo del pop, Es imposible, Magistral, Luna magistral) la banda que arrancó como un quinteto (Alejandro Sergi en voces y programación, Juliana Gattas también cantando, la base la ponían Lolo Fuentes en guitarra y coros, Bruno De Vincenti en programación y Nicolás “Monoto” Grimaldi en bajo), se convirtió simplemente en una dupla de vocalistas (con una efectiva banda detrás), que comienza un nuevo camino.