Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés: su romántico fin de semana en Punta del Este

El conductor y la modelo celebraron la noticia de la llegada de su primer hijo junto a su familia. Las fotos de Gente y los planes de convivencia. ¡Mirá! 

Intentaron guardar el secreto pero la (feliz) noticia se filtró a la prensa. Entonces, Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés confirmaron que esperan su primer hijo: la modelo tiene fecha de parto para principios de abril del año que viene.

 ¿Qué hizo la pareja mientras todos hablaban del embarazo de Guillermina? Luego de agradecer las muestras de afecto vía Twitter, partieron juntos hacia Punta del Este para disfrutar de un fin de semana de relax junto a los suyos.

La revista Gente retrató el viaje que la pareja compartió con los hijos menores del conductor, Francisco (15) y Juana (11); y los tres hijos de Valdés, Dante (11), Paloma (10) y Helena (8). Mientras que las hijas mayores de él, Micaela (24) y Candelaria (22), se quedaron en Buenos Aires preparando la apertura de un nuevo local de Ginebra. Andrea Burstein –viuda del gran amigo de Marcelo, Federico Ribero- también fue de la partida junto a Francesca (11) y Stéfano (9).

El clan a pleno celebró la llegada de un nuevo integrante, que será el octavo niño de la familia ensamblada. Marcelo, Guillermina y el resto de la troupe se hospedaron en Guanahani, la casa del conductor. El sábado por la noche, todos comieron en La Huella, uno de los restó más exclusivos del balneario uruguayo, donde brindaron por la buena nueva.

Un dato llamativo del que da cuenta la revista es que por primera vez Sebastián Ortega –quien había definido la noticia del embarazo como “bizarra”- permitió que sus tres hijos viajaran en avión privado a Punta, pero con la condición de que mantuvieran un “bajo perfil”.

El próximo plan de la pareja es probar la convivencia y por ese motivo Tinelli ya está buscando una casa más grande que pueda albergarlos ¡a los diez! Actualmente, Marcelo vive en su piso de Le Parc Alcorta, que refaccionó recientemente para dividirlo en un gran loft para él y dos departamentos para sus hijas mayores.  La llegada del bebé revolucionó sus planes… y ellos lo celebran.