Milagros Schmoll fue golpeada por un taxista en Paris

Una de las bellezas nacionales que más triunfa en el exterior relató el violento episodio, que aún la shockea, en su blog. ¡Mirá!

Milagros Schmoll, la modelo argentina del momento en el mundo (Foto: Web).
Milagros Schmoll, la modelo argentina del momento en el mundo (Foto: Web).

Brilla en las pasarelas del mundo, los diseñadores más exclusivos quieren vestirla y su rostro ilustra las portadas de las revistas de modas. Milagros Schmoll, sin dudas, es la top model argentina del momento y, si bien su rostro no es mediático en nuestro país, su carrera está en pleno ascenso.

"Entonces el hombre se bajó del auto, me enfrentó y con toda su fuerza me pegó en la cara", relató Milagros. 

Pero no todo es moda y glamour en la vida de la joven. El último viernes, Milagros protagonizó un violento episodio cuando un taxista la golpeó. Sí, aunque parezca increíble, esto ocurrió en Paris, donde la modelo se encuentra trabajando.

La propia Schmoll relató en su blog el difícil momento que atravesó luego de que el hombre le quiso cobrar el doble por el viaje que realizaba junto a un amigo llamado Martín. A pesar de que aceptaron pagar lo que el taxista solicitaba (por ser de noche), el chofer se violentó cuando escuchó que Milagros decía a su acompañante que era un “estafador”.

"Condeno la violencia de género para ambos sexos. Condeno la violencia en general", afirmó la modelo tras en incidente. 

“Una vez afuera del auto le digo a mi amigo que este hombre era un estafador. Otra vez: un comentario más, qué sé yo. Pero el hombre se ve que me oyó y no le gustó. Entonces se bajó del auto, me enfrentó y con toda su fuerza me pegó en la cara”, cuenta la modelo en el texto.

¿Qué pasó después? “A partir de ese momento, tengo imágenes sueltas: me asusté y grité pero enmudecí al instante, frenaron varios autos en pleno boulevard y se bajó gente a ver qué pasaba, Martín me defendía cubriéndome frente a este desequilibrado, yo que me tocaba la cara para saber si estaba entera y a la vez sintiendo que me iba a caer, apareció la policía civil, empezaron preguntas que no me acuerdo con exactitud”.

Finalmente, el hombre dijo que estaba mal porque su mujer había muerto hacía dos días y la policía lo dejó ir. Aún shockeada por lo que vivió, la conclusión de Milagros fue la siguiente: “Condeno la violencia de género para ambos sexos. Condeno la violencia en general”.