Insólito momento en TV: el viudo de Bergara Leumann fue disfrazado de fantasma a contar su drama y...

Daniel Angelone, pareja por 30 años del fallecido creador de la Botica del Angel, reavivó la polémica en El Chimentero 3.0, ya que no lo reconocen como heredero. ¡Mirá su reacción!

El Fantasma de Bergara Leumann contó su drama

El reclamo de Daniel Angelone (55), última pareja de Eduardo Bergara Leumann, en El Chimentero 3.0, resultó bizarro al aire, pero es un tema muy delicado, ya que denunció sentirse discriminado por la Justicia y la familia del fallecido artista, porque no lo reconocen como heredero a pesar que fue su compañero en sus últimos 30 años de vida. Disfrazado como "El fantasma de Bergara Leumann", el hombre se quejó de que lo hayan "desalojado de La Botica del Angel sin piedad" y generó momentos tragicómicos cuando, exaltado, se cubrió con la sábana blanca que llevó al programa de Magazine.

"Vamos a ir a las cortes internacionales porque la Justicia de este país nos trata de fantasmas. ¡Y yo no soy ningún fantasma!", sentenció mientras se cubría con la sábana para matizar su dolor.

"El Gordo", como cariñosamente se lo conocía a Leumann, murió el 5 de septiembre de 2008: "Compartí la vida con Bergara Leumann y trabajé con él. En el mismo momento en que falleció y con el cuerpo caliente de mi alma gemela, se complotaron contra mí, porque obviamente pensaban que era el heredero, y me metieron una patada en el traste, me sacaron y me enchufaron un candado y una cadena en La Botica del Angel. Ahora es un museo".

Angelone hizo catarsis, apelando a sus recursos actorales, y parándose delante de cámaras: "¿Qué pasa, señores jueces? ¿Qué se piensan? ¡¿Cuánta gente hay en este país que pide justicia día a día, y atrás otros hacen presión, como los que están ahora en La Botica del Angel, que son los dueños porque se chorearon los últimos tres testamentos?! La gente que está ahora, la Universidad del Salvador, que en vida con Eduardo nos discriminaron por homosexuales, son los dueños de la casa y hacen lo que quieren". En ese momento Teto Medina quiso calmar al invitado, pero el conductor confundió su nombre: "¡No soy Aníbal! ¡Soy Daniel! ¡Aníbal es Pachano!", retrucó indignado, ensimismado en su denuncia pública.

Daniel Gómez Rinaldi escuchaba el elocuente relato de Angeloni y le solicitaba que se siente, al tiempo que le pedía que muestre los testamentos originales. El episodio sucedió antes que se sancionara la ley de matrimonio igualitario, herramienta jurídica con la cual podría haber sido reconocido como pareja y heredero de Leumann.

Al finalizar del programa, la ex pareja de Bergara Leumann convocó a la ciudadanía a que lo respalde en su reclamo, y exasperado sentenció: "¡Vamos a ir a las cortes internacionales porque la Justicia de este país nos trata de fantasmas! ¡Y yo no soy ningún fantasma!", mientras se cubría con la sábana para matizar su dolor.

Tragicómico.