Así comenzó El diario de Mariana, con Jorge Lanata como invitado estrella - Ciudad Magazine

Así comenzó El diario de Mariana, con Jorge Lanata como invitado estrella

Esta tarde arrancó el programa de Mariana Fabbiani en El Trece, con Humberto Tortonese como socio, en un magazine que combina entretenimientos, humor y actualidad. ¡Dale play!

Después de mucho anuncio, se escribió la primera página de El diario de Mariana, el programa que conduce Mariana Fabbiani en El Trece, y que desembarca en reemplazo de Dale! la Tarde. La presentación del magazine fue festiva pero sobria, con la nieta de Mariano Mores aportando su carismática energía a pesar de su confeso estado de disfonía y fiebre: "¡Somaticé todo!", reconoció entre risas.

De inmediato, Mariana anunció al equipo periodístico que la acompañará: la actriz y locutora Natalia Moncalvi, el periodista de espectáculos Luis Bremer y el cronista político Diego Leuco. Para el final dejó a su socio e íntimo amigo, el multifacético Humberto Tortonese. Y la dupla funcionó con la misma química exquisita de RSM, en un ciclo de entretenimientos, humor y actualidad.

El primer invitado del programa fue Joaquín de Lima, un excéntrico venezolano de 27 años que se hace llamar "el Hombre Bestia". Descontracturada, Fabbiani soltó su desparpajo para asombrarse y aterrorizarse de quien mostró su lengua cortada al medio, estilo reptil; colmillos afilados, bolas y pulseras metálicas insertadas debajo de la piel, piercings y tatuajes. Las bromas irónicas y de doble sentido de Tortonese divirtieron a Mariana, que también lanzó comentarios mordaces.

Para el plato fuerte, Jorge Lanata fue el entrevistado estrella. Humberto y Mariana realizaron un reportaje íntimo que tocó las serias denuncias que el periodista realiza en PPT y Lanata Sin Filtro, pero también se relajaron e indagaron en la vida privada con anécdotas graciosas. El hombre del rating, como lo presentaron, luego respondió las inquietudes de los panelistas, contestó declaraciones que sus detractores emitieron en otros medios y también se animó a jugar al desconfío con la conductora, con chorros de soda como prenda para el perdedor. Ambas figuras de El Trece dejaron los divismos de lado y terminaron empapados y muy despeinados.



El diario de Mariana promete muchos momentos como este, y eso no es poco.

TE PUEDE INTERESAR