Georgina Barbarossa se cruzó con Andrés Calamaro en Twitter: "¡Sos un mal nacido y enfermo!"

La actriz lo increpó por las fotos de Micaela Breque desnuda que publicó en la red social... Y él no se quedó callado. Su respuesta (y justificación).

Desde que se separó de Micaela Breque, Andrés Calamaro ha hecho una gran puesta en escena sobre la cuestión. A través de Twitter, el músico le declara su amor, se lamenta por la ruptura e intenta llamarle la atención de múltiples maneras.

Hasta hace unos días, el músico no había hecho nada del otro mundo. A través de sus tweets, se mostraba como un hombre dolido por amor, que protesta, se encapricha y hasta sufre por la fallida relación.

“¡¡Sos un mal nacido, poco hombre!! ¡Es para hacerte un juicio, enfermo!”, expresó Barbarossa. Él respondió seco: “Soy un caballero, estás mal informada”.

Pero la última de sus publicaciones se tornó más polémica: mostró en la red social una foto de Breque desnuda, que luego borró. La modelo no contestó directamente, aunque respondió con un “sí” a un periodista que lo calificó como “poco hombre”.

La contienda no terminó ahí. Una de las famosas que se indignó con el músico fue Georgina Barbarossa, quien usó Twitter para escribirle a Calamaro. “¡¡Sos un mal nacido, poco hombre!! ¡Es para hacerte un juicio, enfermo!”, expresó. Él respondió seco: “Soy un caballero, estás mal informada”.

Luego ensayó una explicación sobre su comportamiento. “Están mal informados y mal entendidos. Interpretan todo de la peor forma posible, lo que parece ya el deporte nacional, bajen medio cambio. Y/o convierte aquello que es hermoso en horrible, envenenados de farándula berreta que consumen todo el santo tiempo…”, escribió.

También abordó a su acción bajo una mirada estética y romántica. “Además de no escuchar música, buscan roña en cada detalle, incluso bonito, como una foto de sombras y recuerdos... Están envenenados”, dijo, y apuntó al consumo de chimentos: “Intoxicados de farandulitis, ven traición y suciedad donde hay nostalgia y afecto. Jamás van a saber amar o ser amados, y además son de goma”.

Quizás Twitter, entonces, no sea el lugar correcto para que él se exprese en el arte, en la delicadeza, en el amor, en la nostalgia, y en lo más profundo del ser. El medio también hace al mensaje. ¡Calamaro sabrá!