Pura ternura: Evangelina Anderson presentó a su hija Lola - Ciudad Magazine

Pura ternura: Evangelina Anderson presentó a su hija Lola

Con una dulce producción de fotos para la revista Gente, la modelo mostró las primera imágenes de la pequeña “Tatita”, como la apodó Martín Demichelis. Adelante suspiros...

Martín Demichelis junto a Lola y Evangelina (Foto: revista Gente)

El pasado 18 de enero Evangelina Anderson (29) y Martín Demichelis (32) se convirtieron en papás por segunda vez. Después de una crisis de pareja que superaron con naturalidad, y de un año de mucho trabajo, nació Lola Eva, la pequeña que los tiene embelesados.

“Martín me entregó la beba, le dije ‘Hola, hija’, y estalló el llantito. Fue todo tan emocionante que hasta los médicos nos acompañaban con las lágrimas”, contó Anderson sobre el parto.

En una entrevista con la revista Gente, Evangelina presentó a “Tatita” -como le dice su flamante padre- a través de una producción de fotos por demás tierna. Además habló de cómo fue el parto, el carácter de la nena, y de la reconciliación con el futbolista.

Según cuenta, el nacimiento fue mágico. “Martín me entregó la beba, le dije ‘hola, hija’, y estalló el llantito. Fue todo tan emocionante que hasta los médicos nos acompañaban con las lágrimas”, relató la modelo, quien confiesa que no puede evitar dormir con ella y bañarla tres veces al día.

La conexión con Lola fue desde el primer momento y Evangelina está segura que durará por siempre: “Cada vez que me mira, siento que estamos solas en el mundo. Sé que es y será mi mejor amiguita”.

Sobre la ruptura y reconciliación con Demichelis afirmó que “jamás cortamos el diálogo ni las visitas, nunca dejamos de tener una relación”. “Por eso este reencuentro no fue un flash. Lo vivimos naturalmente. […] Sólo digo que estoy muy feliz”.

La alegría tiene motivos: tanto su hijo Bastian, de 4 años, como su marido, están “enamoradísimos” de Lola. “Martín la cambia, la baña, juega con ella, le cuenta cosas y hasta le canta canciones de River a dúo con Bastian”, reveló.  

“Fueron tantos los momentos de angustia, preocupación, trabajo y taco caminado que pensé que Lola iba va a ser bravísima. Pero me sorprendió. Duerme toda la noche, se despierta con una sonrisa y rara vez llora”, declaró Anderson, que transita uno de los momentos más felices de su vida.

TE PUEDE INTERESAR