¡Con los chicos, no! - Ciudad Magazine Pasar al contenido principal

¡Con los chicos, no!

En los últimos meses, varios famosos fueron cuestionados y acusados por la manera que eligieron para ser padres. La polémica la inició Flavio Mendoza comparando a estos niños con "cachorros o zapatos". El caso de Marisa Brel.

Flavio Mendoza y Marisa Brel: una polémica delicada. (Fotos: archivo Web)

Con los chicos, no.

En los últimos meses, varios famosos fueron cuestionados y acusados por la manera que eligieron para ser padres. La polémica la inició Flavio Mendoza comparando a estos niños con "cachorros o zapatos".

En el caso de Marisa Brel, que conozco de cerca por ser primero colega, luego amigo y ahora padrino de su segundo hijo Timoteo, hay demasiada desinformación y ruido mediático. Ella es una mujer sumamente apasionada y a veces explosiva, en cada uno de sus emprendimientos. Pero éste no es uno más, sino el motor de su vida: ser madre.

Varias celebrities en el mundo eligieron distintas formas de convertirse en padres y formar sus familias. En el exterior, Ricky Martin, Cristiano Ronaldo, Sharon Stone, Elton Jhon, Nicole Kidman, Miguel Bosé, y Sarah Jessica Parker eligieron abrir sus corazones y contar su realidad, compartiendo con todos su intimidad. En la Argentina, Florencia de la V, Ricardo Fort y Marisa Brel, con realidades absolutamente distintas, también lo hicieron, pero en este caso recibieron críticas desmedidas y acusaciones absolutamente ilógicas. Más allá de unos cuantos comentarios despiadados...

En el caso de Brel, que conozco de cerca por ser primero colega, después amigo y ahora padrino de su segundo hijo Timoteo, hay demasiada desinformación y ruido mediático. Ella es una mujer sumamente apasionada y a veces explosiva, en cada uno de sus emprendimientos. Pero éste no es uno más, sino el motor de su vida: ser madre. Y no es el único caso en el mundo, ni tampoco pido un homenaje. Si sugiero informarse antes de opinar, porque como ella existen millones de familias que atraviesan el mismo dolor: querer y no poder. Pero gracias a los especialistas que trabajan incansablemente, día a día, se lograron perfeccionar los estudios para detectar las causales de la infertilidad. Y gracias a la Ley de Fertilidad (sólo vigente en la provincia de Buenos Aires, desde hace 3 años) ya nacieron 40 chicos y existen muchísimos más en camino.

En lo particular, Marisa atravesó un embarazo ectópico (que casi le cuesta la vida), 10 tratamientos in vitro, trámites de adopción en Argentina y en Haití (frustrada porque la fundación no tenía la documentación papeles y estaba acusada de robar chicos), con los transtornos psicológicos, físicos y económicos que todo esto implica.

Flavio dijo que no tendría hijos como "cachorros o zapatos", ni promocionaría "libros o pañales". Ahora, ¿quién puede pensar que una persona podría tomar la enorme responsabilidad de tener un hijo para lucrar con libros?

Quizás, desde su ignorancia al respecto, Flavio Mendoza expresó sus sentimientos sin medir el dolor que causaba, no sólo en las familias de Florencia Trinidad y Marisa Brel, sino en muchos más televidentes con problemas similares y sin la posibilidad de ni siquiera atenderse, porque no tienen la ley que los ampare o los medios económicos para convertirse en padres en el exterior. Sin embargo, la periodista no cree en las buenas intenciones y señaló que el coreógrafo: "Sigo diciendo que alquilar vientres es como comprar a un cachorrito".

Mendoza contó en varias notas que él "no haría una inseminación artificial habiendo tantos chicos sin papá o que se mueren de hambre", y no tendría hijos como "cachorros o zapatos", ni promocionaría “libros o pañales”.

Ahora, ¿quién puede pensar que una persona podría tomar la enorme responsabilidad de tener un hijo para lucrar con libros?

Seguramente, si Mendoza y Brel charlaran en privado (fuera de las cámaras de televisión) estoy seguro que coincidirían y abandonarían los enfrentamientos públicos. Ninguno de los dos es un loco desalmado, y me consta que ambos tienen un espíritu altruista, a pesar de sus estallidos televisivos.

Mientras tanto: ¡¡¡con los chicos, no!!!

TE PUEDE INTERESAR