El sueño "imposible" de Megan Fox

Hay sueños imposibles de alcanzar. Este es el caso de Megan Fox. La bellísima actriz estadounidense siempre quiso ser rubia como Pamela Anderson o como la muñeca Barbie. Pero ojo, ella misma aclaró que no tiene pensado teñirse porque cree que se le arruinaría su pelo y que en realidad su gran anhelo es, directamente, haber nacido con blondos cabellos.

"Siempre quise ser rubia cuando era joven, como Barbie y Pamela Anderson, pero estropearía mi pelo. Me parecía exótico porque toda mi familia tiene el pelo oscuro. Si lo hubiera hecho, me hubiera puesto rubia platino", dijo Megan.