Padres de Amanda Bynes pidieron su custodia legal cuando tenía 27 años de edad

 Los familiares de la actriz expresaron ante un juez la situación de salud por la que atravesaba su hija, además de exponer su inadecuado comportamiento.

Padres de Amanda Bynes pidieron su custodia legal cuando tenía 27 años de edad
Padres de Amanda Bynes pidieron su custodia legal cuando tenía 27 años de edad

Luego de cumplir 18 años de edad, quien fuese una de las estrellas más exitosas de los años 2000 comenzó a perder el control de su vida.

A la muy querida estrella juvenil Amanda Bynes se le veía en las primeras planas de las revistas, pero no por comportamientos positivos.

La actriz inició una vida llena de drogas y alcohol, lo que la desestabilizó completamente y además la hizo desprenderse de la carrera que ya tenía consolidada en la pantalla.

Tanto era el descontrol de la ex estrella de Nickelodeon, que sus padres decidieron pedir la custodia legal de la actriz en el año 2014, quien para el momento contaba con 27 años de edad.

Los señores Bynes expresaron ante un juez la situación de salud por la que atravesaba su hija, además de exponer su inadecuado comportamiento: arrestos por manejar bajo el estado de sustancias ilícitas, acusación tras un presunto robo en Nueva York y bailar sola por las calles de la ciudad mencionada.

Asimismo, los padres de la actriz indicaron que su hija era un “riesgo sustancial” tanto para otras personas como para ella misma. Además, en el documento legal obtenido por el medio TMZ, se expuso que los familiares de Bynes estaban preocupados por la economía de su hija, pues según ellos la estadounidense gastaba su dinero en joyas costosas, que luego regalaba o perdía, y el único ingreso que obtenía era la renta de una propiedad.

Para ese momento, más de seis millones de dólares era la cifra de la fortuna de Bynes, la cual comprendía tres millones de dólares en bienes raíces.

Ante todas estas declaraciones, los padres de Bynes obtuvieron la custodia de la actriz, a quien se le informó que debía seguir internada en el hospital psiquiátrico, ubicado en California, por 30 días. Esta medida la tomó el juez luego de que los médicos que llevan su caso revelaran su grave estado de salud.

En el año 2017 Bynes dio su primera entrevista en años asegurando que había cambiado su estilo de vida, que deseaba volver a la actuación y crear una línea de ropa en el futuro.