Descubrí cuáles son los peligros de cargar tu celular en los USB públicos

La batería de los dispositivos móviles a veces son un problema para las personas, y por eso recurren a estas alternativas que al final pueden resultar peor.

Descubrí cuáles son los peligros de cargar tu celular en los USB públicos
Descubrí cuáles son los peligros de cargar tu celular en los USB públicos

Los dispositivos móviles se han vuelto cada vez más indispensables para las personas, incluso muchas dependen de ellos para trabajar, viajar o hasta para pagar. Es por ello que la batería en muchas ocasiones puede jugar en contra.

Actualmente, hay cada vez más puertos USB en lugares públicos para cargar la batería de los dispositivos lo cual puede ser una salvación, pero conectarlo a un USB público puede no ser la mejor opción.

Esto se dio a conocer a través de un mensaje que se difundió en las redes sociales, en el cual se habla de los peligros de utilizar estos puertos ya que el dispositivo al parecer podría ser hackeado.

Pero ¿Cómo es esto posible? De la misma manera que al conectar un teléfono a una computadora se puede acceder a la memoria del dispositivo, al enchufarlo en estos puertos USB públicos, cualquiera podría tener acceso a la información almacenada e introducir un malware.

Es por ello que se recomienda llevar una batería externa, la cual puede ser cargada con total seguridad en los puertos USB públicos. Otra manera de evitarlo es apagando el teléfono móvil antes de cargarlo para dificultar el acceso a posibles atacantes.

También se puede tener un cable que sea exclusivo únicamente para la carga y que no permita la transferencia de datos.

Igualmente, es bueno tener en cuenta que se deben usar solo puertos USB de confianza, proteger el dispositivo móvil con una contraseña y no desbloquearlo durante la carga, utilizar una batería externa de carga, usar recursos y tecnologías de encriptación que permitan proteger datos aislando la información sensible, mantener los equipos limpios de malware, etc.

Es mejor prevenir y no arriesgarse a que accedan a sus datos personales, lo que podría traer consecuencias más preocupantes para el futuro.