Cinco canciones inolvidables de Radiohead (no incluye Creep)

 Los fanáticos de esta fabulosa banda y aquellos que no la conocen, agradecerán esta lista de canciones que deberían incluir en sus listas de reproducción.

Cinco canciones inolvidables de Radiohead (no incluye Creep)
Cinco canciones inolvidables de Radiohead (no incluye Creep)

Hacer un repaso por las mejores canciones de Radiohead puede ser muy complicado, debido a que durante sus 20 años de carrera artística han creado un sinnúmero de sencillos.

Acá te resumimos cinco de sus canciones memorables (sin orden de importancia) que deberías comenzar a escuchar y que de seguro no te arrepentirás.

1. Pyramid Song: es del disco Amnesiac (2001). Está inspirada en una visita a una muestra de arte egipcio que realizó el vocalista Thom Yorke en Copenhague. Yorke interpreta en el piano, mientras que Greenwood toca un instrumento llamado Ondas Martenot, además de contar con un arreglo de cuerdas que simulan a sonidos provenientes del Medio Oriente y un estilo para algunos, un poco sombrío.

2. Just: del álbum The Bends (1995). Fue grabada en vivo en un estudio de la forma más pura, a pesar de que pareciera que contiene un cuidadoso trabajo de edición. La canción es mundialmente conocida por el solo de guitarra de Greenwood, además de que logró demostrar que el sonido grunge podía sonar refinado.

3. Nude: pertenece al disco  Rainbows (2007). Fue escrita mientras se grababan las sesiones de Ok Computer y a pesar de que sugiere por su sonido dulce que sea una canción de amor, en realidad no lo es. En esta se refleja la calidad vocal de Yorke.

4. How to Disappear Completely: del álbum Kid A (2000). En sus sonidos se entremezclan melodías vocales, un arreglo de cuerdas interpretado por la Orquesta de St. John, quizá por eso sea una de sus piezas que cantan al final del concierto, luego de los aplausos, ovaciones a solicitud del público que quiere más.

5. There There (The Money King of Nowhere): es del disco Hail to the Thief (2003). De acuerdo al propio Thom Yorke, es de las mejores canciones de la banda y tanto es su gusto por la canción, que al escuchar el producto final se mostró conmovido y comenzó a llorar.