Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Toda la verdad detrás del almuerzo de Lady Di y Camilla Parker Bowles

En la última temporada de The Crown, la serie muestra el encuentro como algo incómodo, pero las mujeres se conocían desde antes.

Toda la verdad detrás del almuerzo de Lady Di y Camilla Parker Bowles
Toda la verdad detrás del almuerzo de Lady Di y Camilla Parker Bowles

Así sucede en The Crown. Unas semanas antes del casamiento, mientras el príncipe Carlos viaja a Australia y a Nueva Zelanda, Diana se muda a Clarence House y queda sola, alejada de sus amigas y su familia.

Pasa tardes patinando en los pasillos con un walkman en la mano o baila desaforadamente ballet musicalizado con el british pop de la época. Antes de partir, su futuro esposo le aconseja juntarse con su "amiga" Camilla y le asegura que es muy divertida.

En la última temporada de la serie de Netflix que retrata la vida de los miembros de la corona británica, todo esto se ve en el tercer episodio. Las mujeres comparten un incómodo almuerzo, donde la amante del príncipe le hace comentarios hirientes a la prometida.

Esa relación entre Carlos y Camilla es a la que se refiere la princesa en la famosa entrevista con Martin Bashir de la BBC: "Éramos tres en este matrimonio".

Con poca sutileza, el restaurante al que Camilla invita a Diana se llama Ménage à trois. Allí, mientras la amante alardea de sus conocimientos íntimos sobre el príncipe, Diana se siente cada vez peor.

Si bien, tal como señala la revista People, no es posible confirmar el nombre del lugar, sí es cierto que las dos mujeres que reunieron a almorzar después del compromiso a pedido de Camilla.

Antes del encuentro, durante el breve romance de Carlos y Diana en 1980, las dos mujeres eran amigas. En ese momento, Camilla y Andrew Parker Bowles estaban casados.

Pero aunque la serie hace parecer que el encuentro fue el único, lo cierto es que ellas ya se conocían del círculo de amigos de Carlos. De hecho, cuenta People, que apenas mudada a Clarence House, Diana recibió una nota de Camilla.

"Qué noticias tan emocionantes sobre el compromiso. Almorcemos pronto cuando el príncipe de Gales se vaya a Australia y Nueva Zelanda. Me encantaría ver el anillo. Con mucho amor, Camilla", decía la misiva.

Diana le contó a la biógrafa real, Penny Junior, tal como relata The Crown, que unos días antes de la boda descubrió que Carlos había diseñado una pulsera para Camilla con las iniciales G y F, correspondientes a sus apodos íntimos: Gladys y Fred. En su luna de miel, vio dos fotos de Camilla en su diario, además de gemelos que le regalaron con sus iniciales C y C entrelazadas.

A pesar de todo lo que sucedía detrás de escena, Camilla y Andrew Parker Bowles asistieron al casamiento de Carlos y Diana. "Sabía que ella estaba allí, por supuesto. La busqué", dijo Diana.

"Así que al caminar por el pasillo, vi a Camilla, gris pálido, con un sombrero de pastillero con velo, lo vi todo, su hijo Tom de pie en una silla. Hasta el día de hoy, es un recuerdo vívido".

En un documental de 1994, el príncipe Carlos admitió que una vez que el matrimonio de Diana y él se había "roto irremediablemente", él y Camilla reiniciaron su aventura en 1986. Lady Di lo sabía y, en 1989, confrontó a Camilla: "Le dije que sabía lo que estaba pasando entre ella y Carlos. Ella respondió que no era nada tremendo, pero yo le dije que sí lo era".

Diana y Charles se separaron en 1991 y se divorciaron en 1996. Camilla nunca ha hablado públicamente sobre la princesa Diana, pero ella y el príncipe Carlos llevan casados 15 años.

Fuente: elpais.com.uy